Salvador Alemany preside la última junta de accionistas de Saba

Saba ganará más peso antes de salir a bolsa

stop

La concesionaria controlada por Criteria baraja comprar al fondo nórdico EQT su participación en Parkia, además de operaciones en países de la UE, Perú y Colombia

Madrid, 17 de junio de 2016 (01:00 CET)

Como ya ocurriera hace un año, el presidente de Saba, Salvador Alemany, ha vuelto a dejar caer que la sociedad gestora de aparcamientos estaría cerca de salir a bolsa. "Lo hará en un plazo razonable", decía en la junta del pasado año. Ahora, ha ido un paso más allá, al señalar que "ya hemos hecho los deberes".

Solo quedaría esperar, por tanto, el momento más propicio para hacerlo. Es el gran objetivo que Criteria –el holding que aglutina las participaciones de La Caixa y principal accionista de Saba con el 50% del capital– baraja desde que en 2011 Abertis sacara de su perímetro los negocios de aparcamientos y parques logísticos de esta sociedad.

Sin pillarse los dedos

No obstante, no hay prisas. Aquel plazo que, entonces se apuntaba, de sacar a bolsa Saba entre 2016 y 2018, podría darse o no. "No nos podemos pillar los dedos y por eso el presidente no ha dicho nada al respecto y, además, siempre se dijo que se haría si se daban las condiciones adecuadas", apuntan desde la concesionaria.

En este sentido, y tras el fuerte parón registrado entre 2012 y 2013, parece que ahora "la cosa se ha animado algo, pero no hay que echar las campanas al vuelo", comentan cautos desde la empresa de aparcamientos.

Empark, descartada

Descartada la opción de compra de Empark –"nunca llegamos a estudiar el tema ni tampoco se nos ofreció como algunos dijeron", señalan-, Saba tiene puestas las miras en otros puntos.

Así, se está estudiando cualquier operación que tenga sentido, tanto en España como en el extranjero, "en este caso, solo en países políticamente estables", subrayan. De esta manera, todos los concursos que surjan en la zona euro u operaciones que puedan darse en países sudamericanos como Perú y Colombia, serían las opciones a tener en cuenta.

Parkia, en el punto de mira

En España, el proceso de venta anunciado por el fondo nórdico EQT del 68% que ostenta en Parkia –la concesionaria que comparte desde 2014 con Mutua Madrileña–, es la operación que Saba ve como más factible de abordar.

Parkia dispone de 27.000 plazas distribuidas en 58 parkings, con una vida media de la concesión de 30 años. Sus ingresos anuales rondan los 30 millones de euros y su ebitda está en los 12. Tomando esta referencia, que suele tomarse a la hora de fijar un precio de venta, la participación de EQT podría cuantificarse en una cifra cercana a los 100 millones  de euros.

Crecimiento con Aena, Adif y Bamsa

En la actualidad, y tras la última adquisición en Portugal, Saba gestiona 192.000 plazas de aparcamiento, un incremento propiciado por la expansión acometida en los últimos años al integrar en su red las 57.000 plazas en 14 aeropuertos de Aena o las 22.700 que Adif le adjudicó en 51 estaciones.

Además de las 12.555 plazas de Barcelona d'Aparcaments Municipals (Bamsa), la sociedad público-privada, en la que Saba ostenta el 60% y el Ayuntamiento presidido por Ada Colau el 40% restante, concesionaria de 26 aparcamientos durante 25 años.

La operación, cerrada con el consistorio barcelonés presidido por el convergente Xavier Trias por un precio de 140 millones, fue denunciada en su momento por la oposición, pero al final parece que la sangre no llegó al río.

"Cuando cambió el Ayuntamiento se cambiaron los miembros del consejo de Bamsa y no pasó nada más. De hecho, en los últimos meses hemos apostado fuerte en la remodelación de los sistemas de control", apuntan desde Saba.

Casi 500 millones invertidos

Desde la salida de Abertis en 2011, Saba ha invertido 482 millones en expandir su red de parkings y el número de plazas gestionadas, que han aumentado un 80% y 43%, respectivamente. 

Una expansión que parece refrendarse en los números. Hasta mayo, tanto los ingresos como el ebitda registraban incrementos del 5%, con 88 y 40 millones de euros, respectivamente, respecto a los cinco primeros meses de 2015, según datos aportados en la junta de accionistas celebrada el pasado miércoles.

Junto a Criteria, el 50% restante del capital de Saba se lo reparte el fondo Torreal, contralado por Juan Abelló, con el 20%, los estadounidenses de KKR, con el 18%, y ProACapital, la firma de capital riesgo dirigida por Fernando Ortiz, yerno de Esther Koplowitz, que ostenta el 10%. Todos con el cartel de venta puesto desde hace tiempo, pero sin llegar a concretar su salida.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad