Sacyr y Panamá sellan la paz para reanudar las obras

stop

El acuerdo incluye el pago de 27 millones para sufragar el sueldo pendiente de los trabajadores

La ampliación del Canal de Panamá desarrollada por Sacyr / EFE

20 de febrero de 2014 (08:52 CET)

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio empresarial Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr y la italiana Impreglio, han logrado este miércoles un acuerdo parcial. Tras dos semanas con las obras paralizadas por el desacuerdo económico, este jueves se reanudan los trabajos.

Pese al principio de acuerdo, la ACP ha reconocido en un comunicado que "todavía persisten algunos temas en los que no se ha logrado concordancia".

Flecos pendientes

El acuerdo contempla que, una vez sean reiniciadas las obras, la ACP remitirá al GUPC unos 26,8 millones de euros correspondientes a trabajos facturados de diciembre pasado. El objetivo no es otro que los empleados cobren su quincena pendiente y se haga frente a otras obligaciones con proveedores.

De igual manera, las partes implicadas se han dado un margen de 72 horas para "acordar puntos sobre fechas de entregas de las compuertas, cronograma de ejecución, calendario de repago de moratoria y otros aspectos claves en el desarrollo del proyecto".

Un proyecto de 2.300 millones

De concretarse este acuerdo de forma definitiva, se pondría fin a un conflicto que surgió el pasado 1 de enero, cuando las empresas contratistas de la ampliación del Canal advirtieron de que pararían la obra el 20 de enero si antes no se daba solución a sus problemas de liquidez. Finalmente, las partes truncaron las negociaciones el pasado 7 de febrero.

El proyecto, valorado en 2.300 millones de euros, se inició el pasado 2009 y tenía que estar acabado este 2014. Pero los continuos desencuentros entre contratista y el consorcio prolongarán los trabajos, por lo menos, un año más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad