SAS bloquea la entrada de Qatar en Spanair

stop

AVIACIÓN

Aviones de SAS y Spanair en el aeropuerto de Copenhague

28 de diciembre de 2011 (17:46 CET)

Scandinavian Airlines System (SAS) está jugando todas las cartas en su haber para abandonar Spanair con las espaldas cubiertas.

De momento, considera que las garantías que emanan de las negociaciones abiertas con la monarquía qatarí para que se convierta en accionista de referencia, a través de Qatar Aiways, son insuficientes. Por lo tanto, se opone a cualquier acuerdo que no garantice la liquidación del préstamo de 149 millones que concedió a su antigua filial.

El plazo pactado entre los representantes catalanes y qatarís para firmar un acuerdo de intenciones que dé paso a la fase de negociaciones finales, con una duración prevista de tres meses más, expira este 31 de diciembre.

Qatar quiere tomar el 40% de Spanair a cambio de 150 millones y de la probable entrega de material para que la franquicia catalana inicie las operaciones intercontinentales en coordinación con Qatar Airways.

Fuentes del sector apuntan que se cederían cuatro aviones del modelo Airbus 330 --con alcance transoceánico-- para que la empresa presidida por Ferrán Soriano opere este tipo de rutas desde Barcelona con dos objetivos prioritarios: América Latina y Asia. Ambos se complementarían con la red de destinos de Qatar Airways.

Hoy por hoy, y a la espera de que las autoridades políticas de Catalunya y Qatar sustancien un acuerdo, la aerolínea nórdica posee prácticamente el 11% de la compañía catalana. Además, prestó 149 millones de euros en 2009 como acompañamiento a la venta del 80,1% del capital del que era titular a Iniciatives Empresarials Aeronaútiques (IEASA), la instrumental catalana que tomó el control de Spanair, por un euro.

Balón de oxígeno

Las últimas semanas han sido frenéticas para los representantes de la empresa catalana. Han tenido que negociar, como mínimo a dos bandas. Por un lado, con los probables nuevos accionistas, y por el otro, con la compañía semipública escandinava para que les dé un balón de oxígeno en forma de prórroga.

Este enero, los socios de Spanair debían devolver 27 millones de euros a SAS en respuesta al primer plazo del préstamo firmado dos años atrás. De momento, SAS habría aplazado el primer vencimiento. En el último ejercicio, Spanair reportó pérdidas por 116 millones de euros.

Qatar, por su parte, ha advertido que respaldará el proyecto si el Gobierno catalán se compromete a seguir apoyando económicamente a la compañía. En el último mes, las administraciones públicas han prestado 25 millones de euros a Spanair para aliviar los balances.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad