stop

El modelo decano de Seat, que será renovado en junio, se sitúa líder de ventas en España y obliga a Martorell a fabricarlo hasta los sábados

Xavier Alegret

La cuarta generación del Seat Ibiza mejora las ventas en sus últimos meses en el mercado. SEAT

Barcelona, 05 de abril de 2017 (05:00 CET)

La cuarta generación del Seat Ibiza tiene los días contados. En junio será sustituido por un nuevo Ibiza más moderno, sólo de cinco puertas, “el mejor Ibiza de la historia”, según aseguran la marca y su presidente, Luca de Meo. Pero los clientes parece que no están muy de acuerdo. Lejos de esperar el nuevo modelo, el Ibiza que ahora agota su ciclo está repuntando y ha disparado sus ventas hasta el punto de necesitar producción extra en su penúltimo mes en la calle.

El ciclo de vida de un coche suele situarse entre los siete y los ocho años. Pasada la mitad de este ciclo, sus ventas empiezan a caer y los últimos meses suelen ser malos a causa de que los clientes potenciales esperan la novedad y, además, el modelo se percibe como antiguo porque ya está muy visto.

El actual Ibiza ha roto esta lógica del mundo del automóvil. El modelo estrella de Seat es el coche más vendido en lo que llevamos de año en España, con más de 9.000 unidades, superando a modelos consolidados como el Volkswagen Golf y el Citroën C4, al SUV estrella, el Nissan Qashqai, o al propio Seat León, renovado hace menos de un año. Seat ha vendido un 12% más de Ibiza en el primer trimestre del año que en los mismos meses de 2016.

Último coletazo: a tres meses de su fin, el actual Seat Ibiza es líder de ventas en España

Este auge de un modelo que apura su tiempo de descuento ha sorprendido a los propios responsables de la filial española de VW. Seat no tiene suficiente stock para cubrir la demanda, ni le llega con la fabricación prevista en Martorell. Por ello, ha programado producción adicional en sábados.

Seat ha pactado recientemente el calendario de trabajo de mayo con los sindicatos. Dicho calendario incluye dos sábados productivos, el 6 y el 20. Sólo abrirá una línea, la 1, que produce el Ibiza. Aunque ya han empezado a salir de la línea las primeras unidades de la quinta generación del utilitario, estos dos sábados se producirá sólo el Ibiza antiguo.

Efecto Ibiza: la fábrica de Seat trabajará los sábados para cubrir la demanda de Ibizas viejos

Concretamente, Seat necesitará unas 700 unidades más para cubrir la demanda. Y eso que el modelo se encontrará en su penúltimo mes en el mercado y es probable que los concesionarios ya empiecen a ofrecer la quinta generación. El nuevo Ibiza estará en las exposiciones en junio.

Desde la filial española de VW explican este incremento de ventas por el precio. Las marcas suelen aplicar importantes descuentos cuando los modelos se encuentran en su recta final. El Ibiza FR se anuncia, el más equipado, por menos de 13.000 euros. En un segmento en el que el precio es el principal argumento de venta, los clientes están priorizando el ahorro por encima de tener un modelo de última generación.

El nuevo Ibiza lo tendrá difícil

Este final del Ibiza actual tan exitosa pone unos duros deberes a su sucesor. El reto no es solo mantener o mejorar estas cifras, sino que el nuevo modelo tiene un trabajo adicional: aguantar el tipo con una gama más reducida. El Ibiza que saldrá a la venta en tres meses prescindirá de su versión familiar –residual– y, por primera vez, de la de tres puertas. Entre ambas versiones aportaban aproximadamente un 20% de las ventas.

La ausencia de una versión de tres puertas fue ya polémica entre algunos fans de la marca cuando se anunció, hace ya meses, pero desde Seat no prevén que les reste ventas de una manera significativa. Este tipo de versiones van a la baja en todas las marcas, y no creen que alguien a quien le guste el Ibiza deje de comprárselo por este hecho, sobre todo porque es un segmento en el que el precio tiene mucho peso.

Hemeroteca

Seat (XTRA: VOW)
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad