Seat se encomienda a sus cuatro nuevos coches para resurgir de la crisis de las emisiones

stop

La marca lanzará cuatro nuevos modelos en 18 meses para llegar a la mayoría de consumidores, ser líder en España y crecer en el mercado mediterráneo

Xavier Alegret

La cúpula de Seat, con su presidente, Luca de Meo, en el centro, ha presentado el Ateca, el primer SUV de su gama / XA
La cúpula de Seat, con su presidente, Luca de Meo, en el centro, ha presentado el Ateca, el primer SUV de su gama / XA

Ginebra, 02 de marzo de 2016 (01:00 CET)

¿El fraude de las emisiones de los motores diésel? Eso era un tema de todo el grupo Volkswagen que apenas afectaba a Seat. Este era el mensaje oficial lanzado desde la filial española de VW hasta hace poco. Pero por primera vez, la marca de Martorell ha admitido que le ha hecho daño, y se encomienda a los nuevos lanzamientos para resurgir de las cenizas del dieselgate.      

"Ha tenido consecuencias en muchos aspectos, también en el mercado. Pero el cliente ha entendido que lo estamos intentando resolver", ha asegurado Mikel Palomera, director de Seat España, sobre el fraude de los diésel de VW. La marca considera que los consumidores ya han pasado página, aunque los datos de ventas en los últimos no están siendo buenos.    

Caída de ventas    

Este mismo martes, las patronales del sector del automóvil han publicado los datos de matriculaciones de febrero. El año ha arrancado con una mejora del 12% del mercado de automóviles nuevos, pero Seat cae un 16%. La marca argumenta que la eliminación del Altea de la gama ha está provocando este descenso, que se recuperará en verano, con el lanzamiento del Ateca. Pero la realidad es que ha perdido muchas más ventas de Ibiza que de Altea.    

A pesar de considerar superado el bache en las ventas de la crisis de las emisiones, Palomeras ha matizado que "eso no quiere decir que el tema esté resuelto; está en vías de resolución". Los propietarios de Seat con motores diésel afectados empezarán a pasar por el taller a finales de este mes, aunque en España no será obligatorio hacerlo. Se arrancará con el Exeo, que solo tiene unos 5.500 afectados en nuestro país.    

Ampliar la gama    

Con la resolución de esta crisis, Seat quiere centrarse en el crecimiento, y éste pasa sí o sí por nuevos lanzamientos. Como muestra de que la marca necesita más gama, su director en España ha cogido los datos de ventas de febrero. El León fue el modelo más vendido y el Ibiza, el segundo. Pero a pesar de tener a los dos líderes, Seat fue tercera en el ranking de marcas.
   
"Tenemos una cobertura de producto que está en el 50%, y nos estamos peleando con marcas que cubren el 95% de mercado" ha explicado Palomera. El Ateca, que se empezará a vender en verano a un precio de lanzamiento por debajo de los 20.000 euros, es el primero de cuatro lanzamientos en 18 meses. "Con el lanzamiento de los nuevos productos, cubriremos más del 80% del mercado", ha asegurado Luca de Meo, presidente de Seat.    

Otro SUV… o dos    

La marca no quiere desvelar todavía cuáles serán los otros tres modelos, que se lanzarán ya en 2017. Se da por hecho que uno será el nuevo Ibiza y otro un SUV pequeño, fabricado sobre la plataforma del Ibiza y el Audi A1, lo que le daría muchos números para ser producido en Martorell, cosa que solucionaría la bajada de producción que se espera por la sustitución del Audi Q3 por el A1.

El cuarto lanzamiento podría ser un SUV grande, aunque este es el que menos claro tienen en Seat. Su desarrollo entraría en los 3.300 millones que Volkswagen invertirá en Seat hasta 2019, pero podría no ver la luz todavía. De Meo no ha querido mojarse y ha respondido con evasivas a las preguntas sobre los nuevos productos de la marca.    

Líder en España    

La gama de Seat se limita actualmente al Mii, el Ibiza, el León y el Alhambra, y ampliarla es imprescindible para crecer en Europa y también en España. Seat quiere volver a ser líder en el mercado nacional, su mercado más tradicional aunque actualmente vende más en Alemania.    

"El área de expansión natural para una marca como Seat es todo el Mediterráneo, y también América central y Suramérica, aunque allí no tenemos todavía una penetración muy fuerte", ha explicado De Meo. Dentro de estos mercados, Italia y Francia son un objetivo prioritario, pero en el que tienen que romper estigmas sobre la marca, vista como muy para gente joven.    

"En México estamos creciendo y tenemos un posicionamiento alto. Es un buen ejemplo de lo que queremos para la marca", ha añadido el presidente de Seat. Crecer allí es otro de los objetivos de la compañía, que está explorando la entrada en nuevos mercados, como el iraní y el cubano. "Estamos hablando con importadores para entrar en Irán. Es un mercado que se está abriendo, con muchas posibilidades", ha dicho De Meo.
   
Nada que temer en Martorell  

Los responsables de Seat están muy satisfechos con la marcha de la fábrica de Martorell, que en 2015 produjo más de 477.000 coches. Pero hay una incertidumbre en 2018, ya que se dejará de fabricar el exitoso Q3, aunque se ha asignado el A1. Este segundo modelo precisa menos horas de trabajo, por lo que los sindicatos calculan que el cambio generará un excedente de 400 puestos de trabajo.  

Luca de Meo se ha mostrado confiado en que esto no será así, ya que "el segmento del A1 es el doble que el Q3". Sobre las previsiones, ha admitido que son "conservadoras" pero ha recordado que cuando Martorell empezó a producir el Q3, "el plan era 70.000 coches al año, pero al final se han vendido 130.000 coches cada año"

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad