Sede de Sniace, en Torrelavega (Cantabria)

Sniace recontratará a tiempo parcial y con un 20% menos de sueldo

stop

Tras homologar el Supremo el acuerdo entre empresa y trabajadores, anulando el ERE sobre toda la plantilla, las nuevas contrataciones se harán de manera escalonada

Madrid, 13 de julio de 2016 (01:00 CET)

La esperanza es lo último que se pierde y los 533 trabajadores de la empresa cántabra Sniace, que en 2013 fueron despedidos a través de un ERE, empiezan a ver algo de luz sobre su futuro laboral.

Tras tres años de litigios, el Tribunal Supremo acaba de poner fin al contencioso al homologar el acuerdo alcanzado entre la empresa y los sindicatos. Un auto que anula la sentencia de la Audiencia Nacional que, en 2014, refrendó el despido colectivo que un año antes había planteado la empresa, inmersa en una situación de insolvencia que le llevó, en septiembre de 2013, a solicitar el concurso voluntario de acreedores.

Espera para ver el número de contratados y despedidos

No obstante, la anulación del despido colectivo no supone la inmediata contratación de todos los trabajadores. Ni mucho menos. A partir de ahora se abre un proceso, más o menos duradero, sobre el que no existe garantía alguna acerca de cuántos empleados serán finalmente contratados. Todo se hará de manera progresiva y en función de las necesidades productivas.

El acuerdo, ahora homologado por el Supremo, contempla, en primera lugar, la reversión de los despidos para 52 trabajadores a través de contratos relevo, que serán los que se dediquen a hacer las labores previas tendentes a poder reabrir las fábricas.

Garantía de puesto indefinido, primero a tiempo parcial

Los demás deberán esperar. Existe la garantía de conseguir un puesto de trabajo indefinido, primero a tiempo parcial y, después, a medida que las necesidades de la producción lo requieran, se convertiría en indefinido.

También se han fijado los emolumentos a percibir por estos contratos a tiempo parcial. Irían de los 400 euros netos para los trabajadores de Sniace y de la planta de celulosa de Celltech a los 575 que percibirían los de Viscocel, debido, en este caso, a que esta sería la fábrica que más tiempo tardaría en abrirse.

Compromiso de no litigar

Como condición para ser contratados de nuevo, los trabajadores deben aceptar la procedencia de su despido derivado del ERE de 2013, acreditar que no emprenderán ningún litigio contra la empresa y aceptar el cobro de la indemnización en los plazos acordados en el concurso de acreedores.

Aquellos trabajadores que, hace tres años, estaban sujetos a contratos relevo no podrán acogerse a esta oferta, y quedarán incluidos, si lo desean, en una bolsa de trabajo con derecho a ocupar cualquier vacante que se produjera en el futuro.

Convenio colectivo con reducción salarial entre 15% y el 20% respecto a 2013

Otra de las medidas incluidas en el acuerdo laboral es un nuevo convenio colectivo por un periodo de vigencia de seis años, que contempla una reducción salarial del 20% para quienes formaban parte en 2013 del comité de dirección, de un 17,5% para los mandos intermedios y de un 15% para el resto de la plantilla.

Se establecerá una subida salarial según el IPC incrementado en un 0,5% a partir del tercer año, así como el quinto y el sexto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad