Telecom Italia amenaza la expansión de Cellnex

stop

El nuevo consejero delegado de la compañía transalpina frena la venta de Inwit en los términos iniciales, con lo que la empresa española podría retirar su ambicioso plan para crecer en Italia

Sede de Cellnex / Reuters

Barcelona, 07 de mayo de 2016 (01:00 CET)

El viernes 13 es un día que trae mala suerte, según la superstición anglosajona. El de la próxima semana se la traerá a Cellnex Telecom si no hay un giro en los acontecimientos. Ese es el día en el que el consejo de Telecom Italia decidirá el futuro de su filial Inwit y todo apunta que dará marcha atrás al proceso de venta iniciado hace meses.  

La española Cellnex, compañía escindida de Abertis presidida por Francisco Reynés, presentó una oferta por hacerse con Inwit, en alianza con el fondo italiano F2i. Esta oferta era mejor, a priori, que su competidora, la de Ei Towers, filial de Mediaset. La decisión debía tomarse en breve, pero el cambio de consejero delegado en Telecom Italia lo ha modificado todo.  

Flavio Cattaneo fue nombrado máximo ejecutivo de la compañía de telecomunicaciones italiana el 30 de marzo pasado. El nuevo consejero delegado ha frenado algunos de los planes de la compañía y le ha dado un vuelco a la venta de Inwit, según ha publicado la prensa italiana.  

En vía muerta  

Fuentes del sector apuntan que los nuevos planes de Cattaneo para Inwit frenarán el actual proceso de venta, al que concurría Cellnex. Las alternativas que plantea probablemente no interesen a la compañía que preside Reynés, aseguran las mismas fuentes, por lo que Telecom Italia daría al traste con el ambicioso plan de expansión de la española.  

Cellnex presentó una oferta de unos 5 euros por acción por el 45% de Inwit, lo que le obligaría a lanzar una opa para llegar a la mayoría. Telecom Italia se quedaba como socio minoritario, manteniendo el 15% de Inwit, lo que satisfacía su intención inicial.  

Las nuevas pretensiones  

Los nuevos planes de la compañía transalpina ya no pasan por ahí, y quiere ahora o mantener el control o deshacerse de toda su participación. Los dos escenarios que ha planteado Cattaneo contemplan o bien la venta del 60% que controla de Inwitt, saliendo totalmente la compañía, o bien vender un paquete minoritario a un socio, pero quedándose al mando.  

Está previsto que el próximo viernes, 13 de junio, se decida entre uno de estos escenarios, para los que no sirven las ofertas recibidas, por la que el proceso debería de volver a iniciarse, han dicho fuentes del sector.

Cellnex podría volver a intentar la compra, pero sólo en el caso de que pueda tener la mayoría. La antigua Abertis Telecom no es un inversor sino que es una empresa industrial, por lo que no le interesaría entrar como muleta de Telecom Italia si no hay opción de terminar tomando el control.  

Estudia alternativas  

La compañía que preside Francisco Reynés ha centrado sus esfuerzos de crecimiento en Italia, donde ya tiene más de 7.700 torres después de la compra de Galata, y prevé abrir un centro de excelencia en Roma. Inwit tiene unas 12.000 torres, con lo que más de duplicaría su capacidad en el país, donde tendría el 40% del mercado.  

En previsión de una salida insatisfactoria de la operación de Inwit, Cellnex ya ha empezado a trabajar en proyectos alternativos de crecimiento, principalmente en Francia, Alemania y el resto de países de la Europa occidental. Son proyectos que ya habían estado encima de la mesa pero que congeló por su apuesta por Italia y que ahora ha vuelto a recuperar.  

No hay interés por Telxius

Lo que por ahora no está encima de la mesa es la compra de Telxius, la filial de torres de telecomunicaciones y fibra óptica que está creando Telefónica. "Es demasiado pronto", apuntan las fuentes consultadas, ya que la filial ni siquiera está todavía culminada, y la intención de Telefónica es sacarla a bolsa.

Las mismas fuentes han explicado que no parece que la multinacional que preside José María Álvarez-Pallete quiera desprenderse totalmente de Telxius, ya que está formando una estructura y un equipo directivo y está trabajando activamente en su salto al parqué. La intención es sacar a bolsa el 40% por unos 2.000 millones de euros.

Favorita para entrar en el IBEX  

Quien ya cotiza en la bolsa española es Cellnex, desde hace un año. Lo hace en el mercado continuo, aunque es una de las compañías favoritas para dar el salto al IBEX. El selectivo revisa cada seis meses qué 35 empresas forman parte del índice de referencia del mercado de valores español y ya en diciembre sonaba para entrar, pero quedó fuera.  

En junio hay otra revisión y podría entrar, aunque la compañía ha expresado en diversas ocasiones que dar el salto al IBEX, aunque sería beneficioso, no es un objetivo en sí mismo. Desde el mes de noviembre pasado cotiza en el Stoxx Europe 600, que agrupa las compañías más importantes de 18 países de la Unión Europea.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad