Trabajadores 1, Coca-Cola 0: La embotelladora tendrá que pagar a los empleados sin recolocar

stop

Los sindicatos celebran la decisión de la Audiencia Nacional a la espera de que el Supremo se pronuncie sobre el conflicto laboral que ha desencadenado el ERE

Trabajadores de la embotelladora de Coca-Cola protestan a las puertas de la planta de Fuenlabrada

Barcelona, 26 de enero de 2015 (17:29 CET)

Trabajadores 1, Coca-Cola, 0. Es el resultado del último episodio del conflicto laboral que todavía persiste en la embotelladora de Coca-Cola. Los trabajadores han vuelto a ganar el último asalto a la compañía. La Audiencia Nacional ha resuelto que la multinacional pague a los empleados que no ha conseguido recolocar en sus puestos de trabajo de origen tras el cierre de cuatro plantas.

A la espera de que el Supremo se pronuncie al respecto y ponga punto y final a este enfrentamiento, la embotelladora única de Coca-Cola en España deberá tirar de caja para abonar los sueldos a los 278 trabajadores que no han aceptado un empleo en otros centros.

Alegría, a medias

Los sindicatos aplauden esta decisión. "Es una muy buena noticia y otro varapalo judicial para la compañía. Sin embargo, el conflicto sigue abierto. Exigimos que se acate la sentencia y que se ofrezcan los puestos de trabajo que antes ocupaban los trabajadores afectados por el ERE", señala el secretario de Alimentación y Bebidas de Fitag-UGT, Sebastián Serena, a Economía Digital.

Además, el sindicato asegura que el último auto hacer referencia no sólo a los 278 empleados que no aceptaron las recolocaciones, sino a los otros 70 trabajadores, aproximadamente, que aceptaron irse a otras plantas. "Aquellos trabajadores que, por miedo, aceptaron trasladarse a centros diferentes a los de origen, podrán volver a su lugar de residencia y la compañía deberá pagarles el sueldo", subraya Sebastián.

Sin embargo, la compañía no hace mención alguna a esta parte de la plantilla en el comunicado de acatamiento que ha remitido tras conocer el último movimiento de la Audiencia Nacional.

Dos alternativas

Comisiones Obreras también valora positivamente el auto de la Audiencia Nacional y subraya que la empresa tenía dos opciones, o bien readmitir a los trabajadores en los términos que fijaba la Audiencia o bien pagar los salarios. Al final, subraya el sindicato, optó por la primera vía pero a su manera y, por ello, ahora tendrá que rectificar.

De momento, la embotelladora recibe otro revés más. Asimismo, en paralelo a los avances judiciales, los conflictos en algunas de las factorías cerradas, como la de Fuenlabrada, no paran de sucederse tras el desmantelamiento de los centros cerrados para mover material a las plantas que todavía permanecen abiertas.

A la espera de nuevos contactos

Los trabajadores esperan que la compañía, tras los últimos acontecimientos, se siente de nuevo con los sindicatos para hallar una solución a la situación actual. A principios de enero, representantes de UGT tuvieron un encuentro con Ricardo Lechuga, el nuevo responsable de personal de la embotelladora, para solicitar volver a sentarse y dialogar con el fin de acabar con el conflicto. No obstante, el sindicato asegura que todavía espera respuesta a ese encuentro.

Aunque esperan que, después de lo acontecido, la compañía mueva, finalmente, ficha para acercar posturas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad