La embotelladora de Coca-Cola sólo consigue recolocar al 20% de los trabajadores

stop

La compañía asegura que de los 351 empleados que deben ser reincorporados apenas 71 lo han hecho hasta ahora y sigue negociando con el resto

Trabajadores de la embotelladora de Coca-Cola protestan a las puertas de la planta de Fuenlabrada

Barcelona, 15 de enero de 2015 (20:01 CET)

Coca-Cola Iberian Partners sólo ha conseguido, de momento, recolocar al 20% del total de trabajadores que establece el auto de la Audiencia Nacional que declaró nulo el expediente laboral de la multinacional.

En concreto, la compañía asegura que desde que se dictó dicha medida --en noviembre de 2014--, de los 351 empleados que tienen que ser recolocados, apenas 71 han vuelto al trabajo. De éstos, 41 trabajadores han recuperado sus anteriores puestos y el resto se han tenido que desplazar a otros centros de trabajo tras el cierre de cuatro plantas, entre ellas la de Fuenlabrada, fruto de la reestructuración de la empresa.

De momento, según explica la embotelladora, seguirá negociando con las otras 278 personas para hallar una solución y que vuelvan a trabajar lo antes posible.

Nuevo enfrentamiento en la planta de Fuenlabrada

Sin embargo, la compañía sigue estando en el punto de mira y no, precisamente, por su buena gestión. Este jueves, a las puertas de la factoría de Fuenlabrada se han vivido momentos de tensión cuando los trabajadores afectados por el cierre de dicha planta veían cómo varios operarios entraban para vaciarla y enviar parte del material a otros centros.

"Varias plantas como Valencia y Sevilla se preparan para recibir material procedente de Fuenlabrada con el objetivo de aumentar su producción. Para evitar incidentes, Coca-Cola Iberian Partners había informado a la Delegación del Gobierno sobre este traslado. Lamentablemente, un grupo reducido de trabajadores ha asaltado la fábrica obligando a la policía a intervenir", subraya la embotelladora.

Volver al mismo puesto

Aunque los sindicatos no lo ven así. Los representantes de los trabajadores aseguran que las reincorporaciones deben realizarse en los mismos puestos de trabajo que ocupaban los empleados afectados y no donde la compañía considere, ahora, más oportuno.

"No es posible que la ejecución de un derecho reconocido judicialmente deje a trabajadores sin retribuciones públicas ni privadas, salvo que acepten la injusta pretensión empresarial de un puesto de trabajo distinto al de origen. Exigimos el cumplimiento de la resolución judicial de la Audiencia Nacional y que reabra de forma inmediata la negociación para encontrar una solución a este injusto conflicto", añaden fuentes de UGT.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad