Una nueva subasta inversa permitirá a las pymes rebajar hasta un 30% sus facturas de luz y gas

stop

'Economía Digital' presenta un sistema que abarata a las pequeñas empresas los suministros energéticos

Un recibo de la luz

22 de mayo de 2014 (08:17 CET)

Los reiterados abusos de facturación de las eléctricas llevaron a la organización de consumidores OCU a celebrar, el pasado mes de octubre, la primera subasta inversa de electricidad en España, que consiguió una rebaja media de 49 euros anuales para las familias inscritas.

Esta semana, EconomiaDigital.es y HelpMyCash.com presentan, en colaboración con elrebajador.es, una nueva subasta inversa aunque con dos novedades: no solo se rebajará el precio de la luz sino también el del gas, y la oferta irá exclusivamente dirigida a pymes.

Poder de negociación

“Se trata de ser más para pagar menos”, resume Laurent Amar, fundador de HelpMyCash, quien explica en qué consiste exactamente una subasta inversa o reverse option: “Un grupo de usuarios, en este caso empresarios, expresa su interés en adquirir un producto o servicio de unas determinadas características y varios proveedores les ofrecen el mejor precio posible. El que ofrezca el precio más bajo se convierte en el proveedor de ese grupo de usuarios, es decir, se lleva a todos esos clientes. Cuanto mayor sea el grupo, mayor será el poder de negociación con los proveedores y también mayor el ahorro conseguido, por lo que el concepto de subasta inversa se mezcla con el de compra colectiva.”

Así, el primer paso para conseguir la rebaja será crear un grupo de interesados que pueden inscribirse gratuitamente a través de este enlace hasta el 2 de junio. Al día siguiente, se procederá a la subasta que dará a conocer qué empresa ha hecho la oferta de energía al precio más bajo. Y esa misma semana, todos los inscritos recibirán un e-mail con esta oferta ganadora y entonces podrán decidir, con total libertad, si cambian o no de proveedor de luz y gas.

La propuesta se presenta todo ventajas: es gratis, el empresario no se compromete a nada, la calidad del suministro nunca queda comprometida (ni siquiera durante el cambio de proveedor), y el ahorro obtenido se estima entre el 20 % y el 30 %. En concreto, desde elrebajador.es calculan que si la empresa paga unos 6.000 euros, el ahorro podría alcanzar los 2.000 euros al año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad