La especulación encareció el recibo de la luz 386 millones al año

stop

Un informe de Industria admite que el sistema de subasta trimestral ha engordado artificialmente el precio de la energía por la intervención de los grandes inversores internacionales

El ministro de Industria, José Manuel Soria./EFE

10 de febrero de 2014 (17:17 CET)

El Ministerio de Industria reconoce en un informe que los españoles han pagado más de lo debido en el recibo de luz. Concretamente, fija el sobrecoste en 386 millones al año, que acumulados desde 2009 –momento en el que se optó por el actual sistema— sumarían prácticamente 1.200 millones de euros adicionales.

El importe agregado tiene muy poco que ver con el consumo o el sector propiamente dicho. El Gobierno admite que la intervención de los grandes inversores, que fuerzan el mercado con técnicas puramente especulativas, está detrás de ese desvío.

Terreno abonado para especuladores

Los datos saldrán a la luz en el memorando que acompañará la presentación del nuevo sistema que fijará el precio de la luz. El Gobierno quiere ahora suprimir las subastas trimestrales, donde los inversores campaban a sus anchas, por un cálculo de medias. De este modo, al cabo de un año, el precio que pagan los consumidores habrá menguado un 3% y dependerá del consumo real.

La reducción esperada es el resultado de suprimir el coste de aseguramiento que ofrecían las subastas para garantizar un precio trimestral fijo frente a la volatilidad del mercado mayorista, dominado también por las grandes firmas de inversión. Hasta ahora se decidía el importe con la referencia de un único día y tras una puja financiera. El sistema que prescinde de estos criterios funcionará a partir del 1 de abril.

Nueva metodología

La nueva metodología apuesta por determinar los próximos recibos mediante una precio medio bimestral. “Ahora vamos a pagar exactamente lo que hayamos consumido y se acercará mucho a un precio de mercado, se evita el coste extra y va en la línea de disminución de costes del Gobierno”, ha avanzado el ministro José Manuel Soria (PP).

Para defenderse de las críticas vertidas por las asociaciones de consumidores, que han recogido centenares de quejas por la factura de febrero, Soria ha dicho que entre “2004 y 2011 [con el el PSOE en Moncloa] los precios de la luz subieron un 63,2%, mientras que el año pasado, por ejemplo, bajó un 3,7%”. El ministro ha citado datos del Instituto Nacional de Estadística.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad