Volkswagen decide que el nuevo modelo de Seat se fabricará en República Checa

stop

Los trabajadores de Barcelona reclaman a la dirección del grupo un compensación de producción que 'sature' la factoría de Martorell

El presidente de Seat, Jürgen Stackmann. | ED

06 de junio de 2014 (11:13 CET)

Las previsiones se cumplen. El nuevo modelo de Seat, un todocamino (denominado SUV), se fabricará en la factoría de Skoda en República Checa, tal y como avanzó Economía Digital en octubre de 2013. La dirección de la automovilística española, encabezada por Jürgen Stackmann, ha confirmado este viernes por la mañana al comité de empresa de la compañía española el reparto de producción marcado por la casa madre, Volkswagen. 

Los representantes de los trabajadores han movido ficha de inmediato. Su presidente, Matías Carnero (UGT), ha solicitado un encuentro formal con Stackmann para conocer la estrategia industrial de Volkswagen para la planta de Martorell (Barcelona). “Queremos saber qué planes tienen desde Alemania para saturar la factoría”, señala. Reconoce que ya les han avanzado que existe un plan para incrementar el volumen de producción de uno de los centros de trabajo más productivos de toda la multinacional. Ahora, la plantilla asegura que ha llegado el momento de que se desvelen los detalles.

Error de estrategia

Los sindicalistas indican que añadir un nuevo modelo en el catálogo de Seat es una muy buena noticia. “Dejará rentabilidad”, declara Carnero. Pero tachan de “error estratégico” de la cúpula española no haber conseguido quedarse con su fabricación. Stackmann y otros altos directivos de la automovilística peleaban desde hace más de un año para incidir en el reparto de la producción que se hace desde la sede central de la multinacional en Wolfsburgo (Alemania).

La dirección de Volkswagen ha tomado la decisión por una cuestión de costes laborales, explican los empleados. “Pero no se pueden limitar a mirar los salarios, también deben tener en cuenta toda la infraestructura y la logística; en este punto Martorell supera con creces a República Checa”, sentencia Carnero.

Inicio de fabricación en 2016

El todocamino, que ha sido diseñado íntegramente en la factoría de Barcelona, se empezará a fabricar en 2016. La factoría catalana y el centro de Skoda que se encargará de la producción firmarán un acuerdo de colaboración en las próximas semanas que implicará que algunos empleados de Seat se trasladen hasta República Checa y viceversa. Así, prepararán los lineales de producción para empezar a fabricar los vehículos. En dos años, los primeros SUV de la automovilística española estarán en la calle.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad