Volkswagen tarda más de cuatro meses en empezar a reparar los motores trucados

stop

El grupo inicia los cambios en Alemania y se irán extendiendo al resto de países y marcas en las próximas semanas. Los dueños de un Seat tendrán que esperar a marzo

Imagen de la fábrica de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania / Reuters

Barcelona, 02 de febrero de 2016 (18:31 CET)

Más de cuatro meses después de que la agencia medioambiental de Estados Unidos destapase que millones de coches del grupo Volkswagen incorporan un software que manipula los datos de emisiones, el gigante alemán ha anunciado este martes que ya ha empezado con las reparaciones.

Lo ha hecho en Alemania, después de que el gobierno de Merkel aprobara su plan de reparación y que haya validado, este mismo martes, la solución para el modelo Volkswagen Amarok con el motor 2.0. Las soluciones han empezado con un ligero retraso, ya que la previsión era que se iniciasen en enero.

Primero la validación, luego la cita al cliente

A partir de ahora, el grupo irá validando la solución para los diversos modelos y motorizaciones, e inmediatamente después empezará con las soluciones. La validación consiste en comprobar que la corrección del nivel de emisiones no cambia las prestaciones del coche en términos de potencia y consumo de combustible, y se harán en Alemania para toda Europa.

Después del Amarok, el próximo modelo en empezar a repararse será el Volkswagen Passat. Los clientes de Seat tendrán que esperar a marzo para empezar a ir al taller, según previsiones de la marca, que irá llamando a los conductores afectados a medida que se valide la solución para su modelo.

Entre media hora y 45 minutos de actuación

Las reparaciones se harán de forma paulatina y está previsto que se alarguen hasta finales de 2016. Según las previsiones del grupo, las actuaciones serán sencillas. En los motores 1.2 y 2.0, sólo se trata de una actualización del software, que se hace en media hora, mientras en los motores 1.6 precisa de la instalación de una pieza, por lo que el tiempo de reparación será de 45 minutos.

Estas soluciones sólo se aplicarán en los 8,5 millones de coches afectados por el fraude de las emisiones en Europa. En España se vendieron 683.000 coches con motor diésel con altas emisiones de NOx, de los cuales 222.000 eran Seat. La marca española ha vendido en todo el mundo unos 700.000 coches afectados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad