La patronal eólica exige al Gobierno cambiar la regulación para evitar un colapso de proyectos

Si el Ejecutivo quiere evitar un problema continuo con los permisos renovables debe cambiar la regulación cuanto antes

Imagen de un parque eólico Foto: EFE/DM

Las energías renovables en España han tenido varias piedras en el camino. En la mayoría de ellas ha tropezado. Sin embargo, ahora, todo hace indicar que, gracias a la innovación, inversión y las peculiaridades de nuestro país, todo puede salir bien. Aunque existe una nueva piedra en el camino que esconde otras muchas detrás si no se cambian ciertos aspectos regulatorios. 

El 25 de enero de 2023 el sector energético español puede llevarse un disgusto. Esa es la fecha en que Red Eléctrica necesita las autorizaciones administrativas por parte del Estado y comunidades autónomas para que los proyectos renovables se conecten a la red, después de haber obtenido el permiso del propio operador del sistema. Si no sucede así, se perderán una importante cantidad de GW renovables. 

Antes esta situación, el director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio Márquez, ha explicado que, al margen de la prórroga que han pedido al Gobierno sobre esta fecha de enero, lo más importante es que se adecúen ciertos aspectos de la regulación para que en los próximos ejercicios no vuelva a suceder lo mismo

Lo ha manifestado durante la presentación del ‘Estudio Macroeconómico del Impacto del Sector Eólico en España’, elaborado por la firma de consultoría Deloitte para la AEE, analiza en detalle los beneficios que la industria eólica supone para la economía y la sociedad española. 

Más plazo para no perder lo conseguido

El Gobierno, en diciembre de 2021, aprobó una extensión de plazo por 9 meses adicionales para la obtención de la declaración de impacto ambiental (DIA). Este plazo no ha sido suficiente y, aunque las administraciones públicas y Ministerio para la Transición Ecológica han realizado avances y esfuerzos durante estos meses, el sector se encuentra con más de 19 GW de potencia eólica en tramitación con riesgo de caducar

En el caso de que llegado el 25 de enero todavía haya un considerable número de proyectos que aún no han tenido respuesta, es importante adoptar, según explican desde AEE, medidas que permitan que ningún proyecto maduro, que no ha tenido respuesta por imposibilidad de tiempo por parte de la Administración, pueda perder el permiso de acceso. Llegados a ese punto, el sector eólico solicita una extensión de 6 meses adicionales para que la Administración termine de analizar dichos proyectos. 

Además, el sector eólico recomienda que se adopten esquemas y se revise la normativa administrativa, que permita gestionar situaciones de acumulación masiva de peticiones, dando visibilidad y certidumbre a los promotores sobre la viabilidad y probabilidades de éxito de sus proyectos. 

Esa es la clave. Lo importante no es este atasco. Para cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) cada año se tendrán que tramitar y conectar cerca de 5 GW de renovables, incluyendo todas las tecnologías. Por lo tanto, se deben habilitar nuevas fórmulas administrativas y regulatorias para que este tipo de atascos no vayan a más. 

Un sector en auge 

Al margen de las peticiones formales, según han explicado durante la presentación del informe, 2021 ha sido un año relevante para la eólica en España con un incremento de potencia de 845 MW. A 31 de diciembre de 2021, España contaba con un total 28.140 MW eólicos instalados, consolidando a la eólica como primera tecnología del mix eléctrico y constituyendo de este modo un hito histórico en nuestro país. 

En términos de generación de electricidad en 2021, la generación eólica fue de 60.485 GWh, lo que supone una cobertura de la demanda del 24% (récord de aportación al sistema). La energía eólica fue la primera tecnología en el mix energético. 

La eólica en las distintas CCAA 

Los parques eólicos en España están ubicados en prácticamente todas las comunidades autónomas. En España hay 8.135 municipios. Los parques eólicos están presentes en 766, un 9% de la totalidad de los municipios, lo que se traduce en que el 11% de la población española convive con la actividad eólica y con otras actividades como la agricultura, ganadería, pesca o turismo. 

Se puede señalar que las provincias en las que una mayor cantidad de población está situada en un municipio con potencia eólica son Zaragoza y Albacete (con un 81%), seguido de Valladolid (con un 64%), Palencia (con un 62%), y Las Palmas de Gran Canaria (con un 49%). Los parques eólicos tienden a localizarse en municipios en los que la población es más baja (la España Vaciada), contribuyendo a fijar población, dado que generan actividad económica y empleo. De las 52 provincias españolas, descartando las 7 en las que no existe presencia eólica, se observa que la renta neta media por persona es mayor si existen parques eólicos en 24 provincias españolas. 

Las provincias con mayor presencia eólica son Lugo (un 51% de los municipios tienen presencia eólica), Las Palmas de Gran Canaria (un 47%) y La Coruña (un 46%). La potencia eólica se concentra en 5 comunidades autónomas en las que está instalado el 79% de la potencia actual.