Red Eléctrica da la voz de alarma: faltan 55 días para que naufraguen 140 GW renovables

El camino para la implantación de renovables está siendo más tortuoso de lo previsto, ahora el problema llega con la conexión a la red

Red Eléctrica

El 25 de enero de 2023 el sector energético español puede llevarse un disgusto. Esa es la fecha en que Red Eléctrica necesita las autorizaciones administrativas por parte del Estado y comunidades autónomas para que los proyectos renovables se conecten a la red, después de haber obtenido el permiso del propio operador del sistema. Si no sucede así, se perderán una importante cantidad de GW renovables

Así lo han puesto de manifiesto diferentes voces desde Redeia, grupo al que pertenece Red Eléctrica. En concreto, el operador del sistema sitúa en estos momentos que hay 102 GW de proyectos fotovoltaicos esperando a conectarse a la red, por 42 GW eólicos. Para que sigan adelante estas iniciativas deberán tener aprobada la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). 

Es cierto que muchos de estos proyectos que tienen acceso a la red nacen sabiendo que no saldrán adelante. Algunos promotores arriesgan al máximo en zonas que, de antemano, se asume que no obtendrán los permisos administrativos. Pero ponen todo en marcha con el afán de especular una vez tengan todos los trámites.  

Esta situación [de especulación] siempre ha sido relativizada por las patronales renovables, pero es una realidad; sobre todo, porque de aprobarse todos los proyectos se sobrepasaría de una sola vez los objetivos que hay marcados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). No obstante, y aunque no se pueda precisar, hay un volumen importante de proyectos que sí se enfrentan a esta tesitura. 

Proceso estancado 

Por si no fuera lo suficientemente complicada la situación que expone Red Eléctrica, la ministra para la Transición Energética, Teresa Ribera, ya ha manifestado de forma pública que no se espera ningún tipo de prórroga para estudiar los procesos administrativos, ni ningún aplazamiento de los plazos

De rechazarse estos proyectos, el Estado deberá encargarse de reembolsar a los proyectos que, finalmente, tuvieran los demás permisos administrativos, así como los puntos de conexión. 

Por lo que respecta al acceso a los puntos de conexión, algo que siempre ha sido polémico -junto a los procesos administrativos-, el Ministerio para la Transición tiene previsto convocar un concurso de capacidad de acceso en 17 nudos de la red de transporte de electricidad, en el que se adjudicará 5,8 GW de capacidad a instalaciones de energía renovable y de almacenamiento. 

Cabe recordar que en España todo el proceso de gestión de redes está bajo el amparo de Red Eléctrica y, de esta manera, nadie salvo el operador del sistema puede desplegar líneas de tensión eléctrica desde el producto a la red. 

En este contexto, el concurso se adjudicará aplicando criterios socioeconómicos y ambientales que garanticen la creación de riqueza en las zonas que acojan las instalaciones y la protección del entorno natural, así como criterios tecnológicos y temporales para fomentar el autoconsumo y acelerar el crecimiento de la generación limpia.  

En concreto, la potencia y el número de nudos sometidos al procedimiento de concurrencia competitiva se ha determinado teniendo en cuenta la senda de cumplimiento de objetivos establecida por el Plan Nacional Integrado de Energías Renovables (PNIEC) y tiene carácter provisional hasta que Red Eléctrica de España (REE) informe de las nuevas capacidades resultantes de la Planificación de electricidad en el horizonte 2026.   

El Ministerio indicó que los nudos seleccionados para el concurso son los más demandados por volumen de potencia solicitada en cada comunidad autónoma durante los dos últimos años; una vez identificado un nudo por comunidad, se vuelve a seleccionar en función del interés despertado en el sector hasta alcanzar el nivel de potencia total deseada.

Raúl Masa