La banca tradicional se queda atrás en la financiación del autoconsumo solar

El autoconsumo tendrá un boom muy importante en los próximos años, y las empresas ya cogen su lugar

autoconsumo

El autoconsumo solar energético por fin despega. Después de unos años lastrado y manoseado por diversas normativas que no han permitido su arraigo entre los españoles, ahora debido a los altos precios de la luz ha retomado protagonismo. No obstante, no se trata de una tecnología barata y, en muchos casos, necesita de ayudas financieras. Aquí cada uno juega su papel, aunque la banca tradicional por el momento no está arriesgando demasiado a la hora de financiar estos proyectos.

Quizá porque todavía no ve un momento de madurez óptimo a los proyectos de autoconsumo, o porque es un negocio que todavía están explorando, la realidad es que CaixaBank, BBVA y Banc Sabadell presentan algunas de las financiaciones con intereses más elevados. Una lista a la que se suma Banco Santander que, aunque con un TAE más bajo, también se sitúa por encima de otras alternativas que presenta el mercado. 

Uno de estos últimos ejemplos, y que implica a dos grandes compañías, tiene que ver con el negocio de autoconsumo de Naturgy. La gasista, que desde hace ya algún tiempo se ha abrazado con fuerza al negocio renovable, tiene activada en estos momentos una fuerte campaña de captación para atraer nuevos clientes en su división de autoconsumo.  

Con el objetivo de ofrecer mayor facilidad de acceso a los nuevos usuarios, la compañía presidida por Francisco Reynés ofrece planes de financiación. Cabe recordar que, más o menos, las instalaciones de autoconsumo en pisos unifamiliares tienen un coste de entre 5.000 y 10.000 euros. Y estos son, ahora mismo, los prioritarios debido a la facilidad de instalación con respecto a las comunidades de vecinos. En este contexto, Naturgy tiene un acuerdo de financiación con CaixaBank bajo unas condiciones que se sitúan en el 5,64% TAE. Unas cifras similares a las de otros grandes bancos

Es el caso de Banc Sabadell que ha cerrado un acuerdo con SolarProfit para comercializar y financiar unas instalaciones que, según los cálculos de ambas compañías, podrían suponer un ahorro medio de entre el 50% y 60% en la factura de la luz. Según detallaba el banco en su presentación, la entidad ofrece la financiación completa, sin comisión de apertura, con cuotas de hasta 120 meses y desde el 5,12% TAE.  

Por lo que respecta a la entidad presidida por Carlos Torres, tiene un acuerdo con Otovo con préstamos para instalaciones de placas solares con un máximo 120 meses (10 años) y un 5,12% TAE. Una cifra que se sitúa por encima de los planes que presenta Banco Santander, que sin estar atado a ningún instalador o compañía energética, ofrece 4,37% TAE, aunque en el caso de la entidad presidida por Ana Botín sí tiene comisión de apertura.  

Los rivales aprietan 

En esas comparativas directas, por ejemplo, WiZink ha abierto una línea de préstamos ecológicos, que tiene entre sus grandes objetivos fomentar el autoconsumo, y cuenta con un 4,59% TAE, aunque al contrario que Banco Santander, no tiene comisión de apertura. 

Aunque dentro del sector financiero quienes de momento están presentando financiaciones más baratas con las cajas. En este contexto, la empresa de ingeniería Konery y la entidad financiera Cajamar han firmado un acuerdo para financiar proyectos de autoconsumo solar en las empresas en la Región de Murcia. En concreto, Cajamar proveerá de financiación a los clientes de Konery para la instalación de paneles solares al 1,79% TAE hasta 84 meses y una comisión de cancelación parcial del 0%, informaron desde la empresa. 

Por su parte, Caja Rural de Navarra también se ha querido meter en el negocio de la financiación ‘verde’ para el autoconsumo y deja al 1,13% el TAE. Esta situación puede provocar que, finalmente, los bancos tradicionales se metan en esta pelea y con el objetivo de captar mayor volumen de clientes empiezan a ofrecer una financiación más barata. 

Algo que por ejemplo los propios instaladores, como el caso de Engel Solar, directamente ofrecen sin financiación la instalación de paneles solares, algo que hacen otras compañías cuyo único objetivo es fomentar su negocio. Además, por el momento se trata de un negocio limitado hasta que llegue su explosión de manera masiva. Algo que sucederá cuando haya un conocimiento masivo sobre las ventajas, sobre todo a nivel económico. 

Raúl Masa