Bruselas aprueba el Plan de Recuperación de España

La Comisión Europea valida el Plan de Recuperación español y Sánchez avanza la convocatoria en julio de una Conferencia de presidentes para tratar el plan

Von der Leyen se reunió con Pedro Sánchez para confirmar el ‘sí’ de Bruselas al Plan de Recuperación.

La Comisión Europea ha comunicado oficialmente a España la aprobación de su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que contiene 212. reformas e inversiones a cumplir para poder canalizar 69.528 millones de euros de subvenciones no reembolsables hasta 2023 del total de 140.000 millones de euros de fondos europeos de reconstrucción que le corresponden a España hasta el año 2026.

La aprobación del plan facilita el primer anticipo de 9.000 millones a España que previsiblemente se efectuará en el mes de julio, después de que el plan, una vez aprobado por la Comisión, reciba el visto bueno en un plazo de cuatro semanas del resto de Estados miembros previsiblemente en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) del próximo 13 de julio.

España recibirá un total de 19.000 millones este año este año, con un total de 69.528 millones de euros para reformas e inversiones contemplados vía transferencias no reembolsables hasta 2023, mientras que los restantes 70.000 millones llegarán a modo de préstamos desde el próximo año hasta 2026, fecha límite para canalizar los 140.000 millones de euros que le corresponden a España del fondo europeo de reconstrucción de 800.000 millones, siempre y cuando cumpla los hitos.

Así se lo ha comunicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y han confirmado ambos en una comparecencia conjunta en la sede de Red Eléctrica de España en Madrid, tras haber mantenido un encuentro bilateral.

“Día histórico” y conferencia de presidentes autonómicos en julio

Sánchez ha anunciado que, una vez valide el plan el Consejo Europeo, va a convocar en julio antes del verano una Conferencia de presidentes autonómicos para tratar sobre el Plan de Recuperación al ser ellos también “protagonistas” junto a los “miles de alcaldes”, con la idea de resolver dudas.

Asimismo, Sánchez ha tildado de “día histórico” para España y para Europa la aprobación de los dos primeros planes de recuperación, el de Portugal y el de España, al abrir una nueva forma de entender la Unión, y ha subrayado que la aprobación supone un “reconocimiento al trabajo bien hecho”.

El objetivo, ha dicho, es lograr una recuperación “pronta, justa que no deje a ningún territorio ni generación atrás y mire al futuro” a través de lo que considera un “plan de país” que “incumbe a todas las CCAA, todos los ayuntamientos, diputaciones, agentes económicos y empresariales y trabajadores”. 

Vamos a dar el mayor impulso reformista de los últimos 40 años“, ha apostillado.

La evaluación de la Comisión: El plan cumple los criterios

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea ha dicho ver “crucial” el momento actual ante el avance la vacunación y el inicio de la recuperación, que permiten poder empezar a mirar al futuro “con mucha esperanza”, y ha confirmado la aprobación del plan y el primer desembolso para España en el mes de julio.

Von der Leyen ha ensalzado que los españoles actuaron ante la crisis con “determinación, fortaleza y gran solidaridad” y ha confirmado la validación del Plan de Recuperación tras la cooperación “excelente” de las autoridades españolas y un análisis “muy pormenorizado” de la Comisión. 

“El plan cumple los criterios muy exigentes establecidos”, ha aseverado Von der Leyen, quien ha garantizado que “Europa va a estar al lado de España en todos los pasos del camino para poner en marcha este plan y sea exitoso para España y Europa”.

España ha logrado la aprobación después de que Bruselas haya concluido que el plan cumple los objetivos de las horquillas fijadas por el Parlamento Europeo al destinar un 40% de las inversiones a transición ecológica, por encima del 37 exigido, un 28% a digitalización, también por encima del 20% reclamado, y recoge un amplio conjunto de reformas e inversiones para afrontar los retos que figuran en las recomendaciones realizadas por Bruselas.

Constata Bruselas que el plan aborda medidas en los ámbitos del empleo para reducir la segmentación del mercado laboral, el paro juvenil y mejorar las políticas activas del mercado de trabajo, así como medidas en el ámbito de la educación y las capacidades y las políticas sociales, incluido el apoyo a la resiliencia y la capacidad del sistema sanitario

También considera “adecuados” los sistemas de control establecidos por España para proteger los intereses financieros de la Unión.

Segundo país en recibir la validación

Antes del encuentro bilateral, Sánchez y Von der Leyen han visitado el Centro de Control Eléctrico (Cecoel), y han asistido también la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

De esta forma, España se convierte en el segundo país europeo en recibir la validación de Bruselas a su plan de recuperación, ya que esta mañana Von der Leyen ha comunicado en Lisboa el aprobado del plan de Portugal, el primero en recibir el visto bueno y con el que el país luso espera obtener 16.600 millones entre transferencias y préstamos hasta 2026.

Tras las visitas a Lisboa y Madrid, la jefa del Ejecutivo comunitario se desplazará este jueves a Grecia y Dinamarca y el viernes a Luxemburgo para comunicar el visto bueno de Bruselas a las estrategias de recuperación de estos Estados miembros.

Anticipo de 9.000 millones y unos 19.000 millones este año

Una vez aprobado el plan por la Comisión, el plan deberá ser avalado por el resto de Estados miembros, de forma que el Ejecutivo comunitario remitirá su propuesta al Consejo (los Estados miembros), que dispondrá de un mes para aprobar el plan por mayoría cualificada, lo que se producirá previsiblemente en la reunión del 13 de julio en Bruselas.

El Plan de Recuperación español consta de 212 reformas e inversiones traducidas en cifras en 69.528 millones de euros en transferencias que prevé recibir hasta 2023. Los otros 70.000 millones en préstamos serán solicitados desde 2022 hasta 2026.

En detalle, España recibirá en torno a un 13% de prefinanciación de la cantidad que le corresponde, lo que supone unos 9.000 millones de euros de subvenciones no reembolsables del presupuestos, a lo que a finales de año podría sumarse otro desembolso de alrededor de11.500 millones de euros, en este caso ya condicionados al cumplimiento de una serie de hitos y objetivos pactados entre el Gobierno y Bruselas.

Las autoridades comunitarias deberán validar medio centenar de metas para poder aprobar el segundo desembolso y aunque bastantes de estos objetivos ya ese han cumplido, al añadirse medidas desde febrero de 2020, quedan cuestiones pendientes como la reducción de la temporalidad del sector público, el despliegue de puntos de recarga de coches eléctricos o la entrada en vigor de la Ley del Cambio Climático.

“La diferencia respecto a lo presupuestado es perfectamente asumible”

En total, está previsto que España reciba este año entre 19.000 y algo más de 20.000 millones en subvenciones para financiar los primeros proyectos de reactivación y transformación de la economía, lo que significa que España obtendrá casi el 25% del dinero destinado para todo el bloque comunitario.

El Gobierno de Pedro Sánchez ya incluyó en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 una partida de 27.000 millones de euros adelantados de los fondos europeos, lo que supone unos 7.000 millones más de los que finalmente llegarán en 2021, por lo que España tendrá que anticipar el dinero hasta que lleguen el resto de inyecciones económicas.

Preguntado por esta diferencia en la rueda de prensa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que “es perfectamente asumible por el Gobierno de España”.

Además, Sánchez ha explicado que la diferencia entre lo presupuestado y lo aprobado finalmente se puede entender por la complejidad del proceso de aprobación del plan. “Es importante ser conscientes que es la primera vez que la Comisión sale a los mercados financieros”, ha indicado.

Calendario de desembolsos

Para recibir los 69.500 millones en transferencias no reembolsables España deberá cumplir 416 hitos y objetivos para poder ir desbloqueando los pagos cada seis meses. Además de los 20.000 millones de este año, el calendario que maneja Bruselas es que España reciba 13.800 millones en junio de 2022, el mayor montante previsto ligado a reformas sobre el mercado laboral.

Según han indicado fuentes comunitarias, le sucederá otro pago de unos 7.000 millones a finales de 2022, otro de 11.500 millones a mediados de 2023 y de 8.000 millones en diciembre de ese ejercicio. Otros 9.000 millones llegarían a mediados de 2024, en torno a 4.000 millones un año después y finalmente 4.500 millones más en junio de 2025.

El empresariado español ha mostrado su inquietud e incertidumbre por el desconocimiento sobre los procesos de licitaciones y adjudicación de proyectos europeos con motivo, en buena medida, del retraso en la llegada de los fondos europeos. En CEOE también han mostrado su temor por el posible reparto con criterios “ideológicos” tras lo sucedido con Plus Ultra.