Cataluña se vale de un grupo de expertos para exigir a Sánchez 19.000 millones de déficit fiscal

Un grupo de expertos reunido por la Generalitat culmina sus trabajos para actualizar la balanza fiscal de Cataluña con el Estado tras seis años y el Govern estima unos 19.000 millones

Imagen de archivo de Pedro Sánchez y Pere Aragonès, llegando a la primera reunión de la mesa de diálogo./ EFE

Imagen de archivo de Pedro Sánchez y Pere Aragonès, llegando a la primera reunión de la mesa de diálogo./ EFE

Las relaciones del Gobierno con sus socios habituales, especialmente con ERC, pasan por un momento delicado tras las discrepancias por la reforma laboral, el caso ‘Pegasus’, los indultos a los presos del ‘procés’ o la mesa de diálogo. A todo ello se sumará de nuevo el melón de la balanza fiscal, reclamado desde hace mucho tiempo y que ahora el Gover reimpulsará para reclamar alrededor de 19.000 millones de euros, tras haber recurrido a un grupo de expertos para la metodología.

Se trata de la diferencia entre el gasto que el Estado hace en la comunidad autónoma (en este caso Cataluña) y los ingresos fiscales que obtiene de ella. Cataluña lleva ya décadas denunciando la existencia de un déficit fiscal histórico por pagar al Estado más de lo que recibe de él.

El ‘mantra’ de la balanza fiscal ha venido siendo reclamando desde el inicio del Govern de Pere Aragonès, en especial por el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, que recientemente en la reunión anual del Cercle d’Economia volvió a denunciar el que consideran «maltrato fiscal y económico» de España a Cataluña durante «décadas».

Hipótesis y cifra de déficit fiscal

En este contexto, desde el Govern se ha retomado más oficialmente el asunto desde finales de abril al reunir a un grupo de expertos en Hacienda pública, Economía y finanzas para debatir sobre los distintos métodos de cálculo de la balanza fiscal en aras de poder actualizar el cato de 16.800 millones de euros que viene reclamando la Generalitat desde el año 2016.

Fuentes de este grupo de expertos confirman a Economía Digital que ya han cerrado los trabajos al respecto para la clarificación de criterios metodológicos y de imputación. Los expertos han concretado «hipótesis técnicas de incidencia y métodos sin prejuzgar resultados».

Es decir, los expertos no han trabajado la metodología del cálculo pero los resultados finales (cifra) la concretan desde el Govern. Fuentes de la Generalitat explican a Economía Digital todavía se tienen que realizar los cálculos pormenorizados con las hipótesis trasladadas por los expertos.

No obstante, anticipan a este medio que de forma preliminar se estima un déficit fiscal de entorno al 8% del PIB, dado que el PIB catalán ronda los 230.000 millones la balanza fiscal «ronda los 18.000 o 19.000 millones de euros».

Montero desoye a Girò

desde el Govern se quejan de que la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) no aporta los datos precisos para realizar el cálculo y el «caso omiso» que desde el Gobierno de Pedro Sánchez se hace a este asunto y otros.

El momento actual de estancamiento en la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat de Cataluña hace presagiar un nuevo punto discordante entre ambas administraciones con motivo de la balanza fiscal, ya que el Govern ha venido reclamando desde 2017 al Ejecutivo central que aporte los datos para hacer las cuentas.

El la última Comisión Mixta celebrada el pasado 2 de marzo desde la Generalitat ya se sacó a colación el asunto de la balanza fiscal sin respuestas concretas por parte del Gobierno. Los líderes catalanes están presionando para que se convoque otra.

Además, fuentes de la Generalitat confirman a este medio que el conseller de Economía de Cataluña, Jaume Girò, ha solicitado formalmente a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, que faciliten los datos para el cálculo de las balanzas fiscales pero no ha habido por ahora respuesta alguna.

Deuda histórica

Con todo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está tratando de acercarse al president de la Generalitat, Pere Aragonés, ensalzando el diálogo en la última legislatura, por lo que podría abordarse este asunto en el próximo encuentro, admiten desde las administraciones.

No obstante, el momento político actual, a las puertas de las elecciones andaluzas el próximo 19 de junio, hará retrasar cualquier tipo de acercamiento más allá de lo meramente cordial, pero no se espera que se atienda este asunto ni este año ni probablemente en lo que resta de asignatura.

En medio de los intentos para relajar la tensión entre Estado y Generalitat, los nacionalistas catalanes están reactivando en una comisión del Parlament la deuda histórica del Estado con la comunidad autónoma que podría alcanzar en torno a los 300.000 euros, tal y como adelantó ‘La Información’. La idea es revisar los activos del Estado en Cataluña y negociar una ulterior compensación.