CEOE y ATA mueven ficha y proponen cuotas de entre 205 y 400 euros para los autónomos

CEOE, Cepyme y ATA se movilizan ante su exclusión por parte de Escrivá en las negociaciones y plantean un alza progresiva de cuotas de autónomos hasta 2025 con una horquilla de entre 205 y 400,4 euros

De izquierda a derecha, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; de la CEOE, Antonio Garamendi; y de ATA , Lorenzo Amor, tras la firma de incorporación de esta federación de autónomos en la gran patronal española en enero pasado. /EFE/Emilio Naranjo

De izquierda a derecha, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva; de la CEOE, Antonio Garamendi; y de ATA , Lorenzo Amor, tras la firma de incorporación de esta federación de autónomos en la gran patronal española en enero pasado. /EFE/Emilio Naranjo

CEOE, Cepyme y ATA se han movilizado ante su exclusión por parte del Ministerio de la Seguridad Social dirigido por José Luis Escrivá en las negociaciones para el nuevo sistema de cuotas por ingresos reales para los autónomos y han trasladado al Gobierno una propuesta que contempla un alza progresiva de cuotas de autónomos hasta 2025, con una horquilla entonces de entre 205 y 400,4 euros.

La propuesta de las patronales y la organización de autónomos se produce tras los últimos movimientos realizados entre el Gobierno, los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones UPTA (ligada a UGT) y Uatae (vinculada a CCOO) de los que habrían sido excluidos, ya que CEOE, Cepyme y ATA aclaran que no han participado de los mismos y que la última propuesta a la que han tenido acceso y conocen fue la presentada en la última reunión del pasado día 28 de febrero.

El nuevo planteamiento de CEOE, Cepyme y ATA establece, para 12 tramos de ingresos, las bases de cotización mínimas y las cuotas a aplicar de forma progresiva en los próximos tres años, a partir de 2023 hasta 2025, año en el que se procederá a su revisión, con unas horquillas de cuotas que van desde un mínimo de 205 euros en los tres años hasta un máximo de 329,7 euros en 2023, los 365 euros en 2024 y los 400,4 euros en 2025.

Uno de los últimos planteamientos que habría realizado el Ministerio, no definitivo, recogería una horquilla de cuotas de 13 tramos de entre 238 y 600 euros, solo circunscrita al año 2023, según adelantó ‘La Información’, lo que supone una notable subida sobre todo en los tramos altos, ya que la anterior horquilla era entre 281,52 euros y 351,90 euros.

Sin embargo, fuentes del Ministerio de la Seguridad Social desmienten esta información y se limitan a señalar que continuarán negociando con las asociaciones de autónomos y agentes sociales la reforma del sistema de cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia para que las cuotas del colectivo se adecúen a los ingresos reales.

La propuesta de CEOE, Cepyme y ATA

En el caso de la propuesta de las patronales y ATA, se entienden por ingresos reales los rendimientos netos (ingresos menos gastos) más cuotas a la Seguridad Social menos el porcentaje de gastos que se acuerde en función de la tipología de autónomos. Así, hasta unos ingresos de 1.300 euros prácticamente se mantiene la propuesta del Gobierno del 28 de febrero, exceptuando que las bases mínimas del tercer tramo (ingresos de 900 euros al SMI) y del cuarto tramo (del SMI a 1.300 euros) que se incrementan a 960,6 euros y 1.150 euros, respectivamente.

Se respeta también la propuesta de que los autónomos societarios, religiosos y familiares colaboradores, sin rendimientos, con pérdidas o ingresos inferiores al SMI, se sitúen en el tercer tramo y abonen una cuota de 264,55 euros, lo que supone una rebaja sobre la cuota actual correspondiente a la base mínima de cotización en vigor.

Propuesta de CEOE, Cepyme y ATA para las cuotas de autónomos hasta 2025

Otra modificación con respecto a la propuesta anterior es que a los autónomos cuyos ingresos estén por encima del SMI hasta los 1.500 euros, para los que se fija una base mínima de cotización de 1.150 euros, no verían incrementada la cuota en los próximos tres años.

A partir de los 1.500 euros, la base mínima por tramo se va incrementando de 150 euros en 150 euros, desde una base de 1.150 euros hasta una base de 2.050 euros para los autónomos con ingresos por encima de 3.620 euros. Las cuotas correspondientes se incrementan en 0,7% anual cada año para el tramo de 1.500 euros y, a partir de ese tramo, se incrementan desde un 2% cada año hasta un 12% para el tramo más alto que pagará 400,4 euros de cuota en 2025.

Modificar cuotas seis veces al año y destope de base a mayores de 47 años

Todo ello condicionado, tal y como han trasladado y solicitado CEOE y ATA en varias ocasiones, a que el autónomo pueda modificar su base de cotización hasta seis veces al año, se destope la base para los mayores de 47 años y se entienda que dicho sistema es de bases mínimas, quiere decir que al autónomo podrá elegir libremente cotizar por una base superior a la que le corresponde con la única limitación de la base de cotización máxima existente.

«Consideramos que con esta propuesta se cumple tanto con los objetivos que nos dimos en julio como con los compromisos adquiridos con Bruselas en el Plan de Recuperación, y que, dada la situación actual, es la única que plantea una reforma asumible para los autónomos sin menoscabar su protección social, la sostenibilidad del sistema y la propia sostenibilidad financiera del colectivo y, por tanto, su capacidad de seguir creando riqueza y empleo», han defendido en un comunicado conjunto.

Las patronales explican que la propuesta se ha elaborado teniendo en cuenta el contexto de incertidumbre económica actual y el impacto de la subida generalizada de los costes y precios que «afectan y dificultan la actividad de los autónomos, muchos de los cuales están aún lejos de recuperarse de las consecuencias de la pandemia».

Por su parte, fuentes de UPTA señalan a Economía Digital que valoran el hecho de que
«después de siete meses de reuniones con el Ministerio por fin estén todas las organizaciones representativas de acuerdo en que el actual sistema está totalmente obsoleto». Aunque muestran su disconformidad con la propuesta de CEOE y ATA, les felicitan por el paso dado y esperan que a partir de este momento se pueda «cerrar un acuerdo satisfactorio para todas las partes».

Gobierno, sindicatos, UPTA y Uatae negocian cuotas de entre 238 y 600 euros en 2023

Una de las posibilidades que se estarían barajando en las últimas semanas sería tratar de acordar con UPTA, Uatae y los sindicatos el sistema referido a un menor plazo de tiempo, de en torno a tres años, frente a los nueve que se venían negociando hasta ahora.

La propuesta no oficial se circunscribe a 2023 y contempla una cuota de 238 euros para aquellos con menos de 670 euros de rendimiento mensual; de 258 euros para los tramos de entre 700 y 900 y de 270 para aquellos de entre 900 y 1.125,9 euros, mientras que la cuota escalaría a los 290 para aquellos autónomos con ingresos de entre 1.125,9 y 1.500 euros, y a 294 euros para los ingresos de entre 1.500 y 1.700 euros.

El salto notable vendría para los autónomos que obtengan entre 1.700 y .2760 euros, que tendrían que abonar una cuota de 540 euros, en tanto que a partir de los 2.760 en adelante la cuota sería de 600 euros. El anterior planteamiento de finales de febrero contemplaba para 2023 una cuota de 281,52 euros para los ingresos de menos de 900 euros, de 293,94 para los de entre 900 y 1.125,9 y desde ese nivel en adelante un cuota de 351,90 para todos los tramos, por lo que casi se duplica.

Ya entonces ATA y CEOE tildaron de «hachazo» esa propuesta, por lo que en caso de que se confirmase la de una cuota de 600 euros para los tramos más altos, Amor (ATA) ya advierte de que se trataría de una «barbaridad» y un nuevo «hachazo», anticipando la negativa de nuevo a la propuesta del Gobierno. «Nunca se hizo tanto daño a los autónomos», denunció.

Al inicio de las negociaciones el Gobierno planteó un esquema de implantación progresivo de nueve años formado por 13 tramos con cuotas de entre 214 euros y 991 euros al final del periodo en 2031, si bien reformuló su propuesta relajando en los tramos bajos la cuota hasta los 204 euros y elevándola en los altos hasta los 1.123 euros en 2031.