Cientos de negocios echan el cierre tras la Semana Santa por el nuevo confinamiento

Las distintas asociaciones de establecimientos de turismo en Cataluña denuncian que el nuevo confinamiento comarcal en Cataluña matará sus negocios

Imagen de archivo de unas vacaciones en tienda de campaña | Pexels

La hostelería de Tarragona ha lamentado este jueves el aluvión de cancelaciones que se han registrado tras el retorno al confinamiento comarcal impulsado desde el PROCICAT frenar la propagación del coronavirus y piden ayuda a la administración.

La Asociación de Hostelería de la Provincia de Tarragona (AEHT) y la Asociación Hotelera de la Provincia de Tarragona (AHPT) han informado en un comunicado conjunto que muchos de los más de 500 hoteles, restaurantes, bares y de los más de 130 establecimientos turísticos que forman parte de las asociaciones han sufrido hasta un 100% de cancelaciones de las reservas.

Las asociaciones piden que desde el PROCICAT se tenga en cuenta que se trata, en muchos casos, de establecimientos en lugares menos conectados y más pequeños que Barcelona, por lo que no se puede gestionar todo el territorio de forma equivalente.

El presidente de la AEHT, Francisco Pintado, ha alertado que “si no hay movilidad, no hay demanda, y no pueden tratar igual a un municipio de montaña del Priorat que a una ciudad como Barcelona“.

Matarán económicamente a los pueblos y comarcas con baja densidad de población“, ha afirmado el presidente de la AEH Conca de Barberà, Josep Ramon Guiu, que ha pedido “microcirugía” para gestionar la región de forma más individualizada.

Y es que, tras el anuncio del regreso del confinamiento, que ha entrado ya en vigor, ha provocado un alud de cancelaciones por parte de los turistas que tenían la intención de viajar a comarcas menos pobladas y ha cogido a los negocios con “las neveras y congeladores llenos”. “Es un desastre absoluto”, aseguran.

El turismo rural y de naturaleza catalán palidece

Tarragona no es la única provincia afectada, ya que este mismo jueves la Asociación de Cámpings de Girona ha informado que dos de cada tres cámpings de Girona abiertos durante la Semana Santa se han visto obligados a cerrar tras el anuncio que se podía prever sólo desde el lunes, ya que la Generalitat anunció que se pronunciaría respecto al incremento de contagios y tomó forma al día siguiente, entrando esta semana en vigor.

Por su parte, el presidente de la Federación Catalana de Campings, Miquel Gotanegra, ha lamentado que entre el 40 y el 50% de los campings catalanes que habían abierto para la temporada de Semana Santa se plantean volver a cerrar.

Una situación que, por el momento, también ha afectado a los alojamientos y casas rurales catalanas, que previsiblemente, echará el cierre porque es “nada más anunciar el nuevo confinamiento comarcal empezaron las cancelaciones” y es “raro” que alguien se aloje en una casa rural de su propia comarca, según Montse Coberó, de la Confederación del Turismo Rural y Agroturismo de Cataluña, Turalcat.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.