Cómo solicitar las ayudas para rehabilitar de una vivienda: desde 1.000 euros

El objetivo es promover las obras para mejorar la eficiencia energética en viviendas y edificios residenciales

Vivienda

La fachada de un edificio. EFE/Archivo

La Ley de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria residencial, aprobada por el Senado en junio, tiene como objetivo promover las obras para mejorar la eficiencia energética en viviendas y edificios residenciales. A través de esta iniciativa, el Gobierno se propone reducir un 30% el consumo de energía primaria no renovable, descarbonizar la calefacción y bajar la demanda, ayudar a recortar en 650.000 tCO2 al año las emisiones, combatir la pobreza energética y ejecutar 510.000 actuaciones de rehabilitación hasta 2026.

La financiación prevista asciende a 3.240 millones de euros destinados a la rehabilitación para la recuperación económica y social de entornos residenciales. En concreto, se prevé financiar 2.970 millones de euros en subvenciones, 450 millones de euros en deducciones de IRPF y 1.100 millones de euros en avales ICO.

Entre las distintas actuaciones que se contemplan, figura la mejora del aislamiento y la carpintería de los edificios, el cambio de ventanas en viviendas, la digitalización, la instalación de placas solares y fotovoltaicas, la aerotermia, la mejora de la accesibilidad de los edificios, la retirada de amianto, la mejora de zonas verdes y construcción de parques y la reurbanización y mejora del entorno físico en los barrios.

Deducciones en el IRPF

Además de mejorar el marco legal para aplicar este tipo de programas de ayuda, comprende tres deducciones en el IRPF por obras de mejora de la eficiencia energética. Por ejemplo, una reducción del 20%, hasta un máximo de 5.000 euros por vivienda, por recortar un 7% la demanda de calefacción y la refrigeración del edificio.

Asimismo, incluye una deducción en la cuota del IRPF del 40%, hasta un máximo de 7.500 euros por vivienda, si se disminuye un 30% el consumo de energía primaria no renovable u obtención de calificación A o B de la vivienda. Por último, para las viviendas en las que se reduzca un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o bien, se obtenga la calificación A o B del edificio, se contempla una deducción en la cuota del IRPF del 60%.

Financiación

En cuanto a la financiación, la futura ley aprueba la creación de una línea de avales de hasta 1.100 millones de euros, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), para la cobertura parcial por cuenta del Estado de la financiación de as obras que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética.

En relación con las subvenciones, a pesar de que se ha fijado un límite de 1.000 euros por solicitud, hay dos excepciones, tal y como se establece en el Real Decreto 853/2021. Pues, el tope para las viviendas unifamiliares será de 12.000 euros y para las comunidades de propietarios de 8.000 euros por vivienda.

Solicitud

Dado que cada comunidad autónoma gestiona las solicitudes para optar a estas subvenciones, los requisitos y los trámites varían en función de cada región. Por tanto, es necesario consultar en la sede electrónica o página web de cada comunidad autónoma las condiciones y las opciones que ofrece para tramitar la solicitud.

Avatar