Derechos laborales: cómo demostrar las horas extra en el teletrabajo

Te explicamos cómo se puede demostrar las horas extras trabajadas en una jornada laboral en remoto

Una mujer realiza teletrabajo en su casa mientras su hija juega a su lado./ EFE

Una mujer realiza teletrabajo en su casa mientras su hija juega a su lado./ EFE

En mayo de 2019 entró en vigor una norma que obliga a todas las empresas a registrar el horario de sus trabajadores. Desde entonces, muchas empresas han tenido que incorporar un sistema para que sus empleados puedan fichar las horas trabajadas, ya sea a través de una aplicación, con huella dactilar o de forma manual.

El objetivo principal de esta reforma laboral es poder hacer un registro de las horas trabajadas y poder llevar un control de las horas extras realizadas.

La pandemia de la Covid-19 trajo una nueva forma de trabajar que, anteriormente, nunca se había planteado en España. El teletrabajo llegó de manera inesperada y muchas empresas y trabajadores tuvieron que cambiar la forma de trabajar e incorporar nuevas herramientas de trabajo.

Una persona teletrabajando desde un cibercafé

Falsear o no registrar las horas trabajadas en una jornada laboral en remoto es prácticamente imposible. Y es que, al trabajar desde un dispositivo (habitualmente un ordenador), las conexiones y la duración de la jornada quedan registradas en servidores o aplicaciones que hacen demostrable las horas extras trabajadas.

En el teletrabajo y de forma presencial

Todos los trabajadores, ya sea haciendo teletrabajo o de forma presencial, tendrán que fichar las horas trabajadas. El artículo 35 del Estatuto de los Trabajadores considera horas extras aquellas que se realizan después de la duración máxima de la jornada ordinaria pactada en el convenio colectivo o en el contrato laboral.

Según la normativa ante inspección de trabajo, no se pueden exceder las 80 horas extraordinarias de trabajo al año. De lo contrario, la empresa puede ser sancionadas con multas económicas que pueden oscilar entre los 70 euros hasta los 7.500 euros.

Por norma general, la duración máxima de la jornada de trabajo es de 40 horas semanales y no se pueden superar las 80 horas extra a la semana. Además, estas son voluntarias, salvo que se haya pactado previamente con la empresa.

Avatar