El 50% de los afectados por un ERTE retrasa la declaración de la Renta

El 60% de los que se han demorado afirma que tiene miedo a que la declaración de Hacienda le salga a pagar, según un estudio de Tax Down

Una persona, mientras trabaja con su ordenador / Pixabay

Una persona, mientras trabaja con su ordenador / Pixabay

Los trabajadores que este año se han visto obligados a recurrir a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) siguen con miedo a hacer la declaración de la renta del 2020. El temor a que las cuentas les salgan a pagar ha llevado a cerca del 50% de los afectados a demorar la presentación de sus números ante Hacienda.

La Agencia Tributaria había recibido a principios de mes tan solo las declaraciones de 1.932.000 personas que habían estado amparados por esta medida excepcional durante la pandemia, sin embargo a lo largo del año pasado llegó a haber hasta cuatro millones de españoles en esta situación. Son casi la mitad.

La mayor parte de los empleados que han acabado en un ERTE están obligados a hacer la declaración, ya sea porque han tenido dos pagadores en el último año o porque han recibido más de 14.000 euros, pero han ido demorando su presentación. El plazo se cerrará definitivamente el 30 de junio, cuando vence la campaña de la renta.

Un estudio elaborado por la plataforma Tax Down ha revelado que la motivación del 60% de los afectados por un ERTE para retrasar la declaración de la renta ha sido el miedo al golpe económico que puede suponer en sus cuentas personales. Mientras que el 40% restante aduce dificultades para completar el proceso porque lo encuentra complejo.

Para evitar un desgaste económico de las familias, el Gobierno ha decidido este año facilitar a todas las personas afectadas por un ERTE que puedan fraccionar sus pagos a Hacienda a lo largo de un año en seis plazos diferentes, que no tendrán intereses.

La declaración de la renta sale a devolver al 60% de los españoles

A pesar de este miedo generalizado de los españoles, las devoluciones de la declaración de la renta no han variado de forma notable con respecto a los años anteriores a la pandemia. El 60% de los contribuyentes que ya han presentado sus cuentas han logrado que les salga a devolver, con un beneficio medio de 729 euros por perdona. Es un descenso del 5%.

A principios de junio la Agencia Tributaria había devuelto ya 4.912 millones de euros a más de 7,4 millones de contribuyentes de los cerca de 12,8 millones de españoles que ya habían completado el proceso. En total, se han abonado el 79,8% de las devoluciones.

El resto dispone ya de una cuenta atrás para formalizar la operación. El 25 de junio vence el plazo para presentar las declaraciones de las personas que tengan como método de ingreso la domiciliación bancaria, mientras que el 29 es el último día para solicitar cita previa para la atención telefónica o presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.