El FMI eleva al 6,4% su previsión de crecimiento para España en 2021 pero sin mejora en empleo

Sánchez insinúa una rebaja de previsiones pese al mejor pronóstico del FMI y avanza la aprobación del Plan de Recuperación el martes

Kristalina Georgieva, presidenta del FMI / EFE

Kristalina Georgieva, presidenta del FMI / EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha elevado en medio punto su previsión de crecimiento económico para España este año, pasando del 5,9% que auguraba en enero al 6,4%, mientras que mantiene en el 4,7% el avance del PIB que se registraría en el año 2022.

Así se desprende del informe Perspectivas de la Economía Mundial (conocido como WEO, por sus siglas en inglés) de primavera elaborado y publicado este martes por el FMI, y cuya mejora de previsión para este año había adelantado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sánchez ha destacado que, según el informe del FMI, la economía española será “la economía desarrollada que más va a crecer en 2021 junto con Estados Unidos”, debido al estímulo fiscal anunciado en Estados Unidos y al proceso de aceleración de la vacunación en el mundo.

Sin embargo, las estimaciones del FMI son inferiores a las últimas realizadas por el Gobierno en el pasado mes de octubre, que apuntan a un avance del PIB del 7,2% este año, que podría incluso alcanzar el 9,8% contando con los fondos europeos.

Además, a pesar de la mejora en términos de PIB, las estimaciones de la institución presidida por Kristalina Georgieva apuntan a que la tasa de paro en España alcanzará este año el 16,8% y se reducirá en un punto porcentual en 2022, hasta el 15,8%, por lo que será uno de los países del mundo con la mayor tasa de desempleo.

Posible rebaja de previsiones del Gobierno

A pesar de la mejora de previsiones de España realizada por el FMI, Sánchez ha apuntado que tal y como dejó claro la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, la tercera ola del Covid ha tenido un impacto “considerable” en la actividad económica en enero y febrero, mientras que hubo una “aceleración” en marzo por la relajación de medidas. 

Esa “reactivación económica” de marzo se produjo tras dos primeros meses del año “muy malos” en actividad económica y creación de empleo por la tercera ola y la borrasca Filomena, ha indicado Sánchez insinuando una posible rebaja de previsiones. “En consecuencia, el Ministerio de Economía en los próximos días trasladará la actualización de previsiones económicas”, se ha limitado a apuntar. 

En todo caso, ha insistido en que el escenario planteado por el FMI y el Banco de España sitúan a España como una de las principales economías en cuanto a crecimiento tanto en 2021 como en 2022, por su capacidad de “rebote” tras desplomarse un 10,8% en 2020. 

Si bien cree que eso será “insuficiente” y se precisará de mayor tiempo para recuperar el nivel de PIB previo a la pandemia, pero contribuirá, en todo caso, la vacunación, los ERTE y las ayudas públicas aprobadas estos meses, así como el fondo de recuperación, lo que atisba un “horizonte de recuperación mucho más consolidado a lo largo de las próximas semanas”. 

El Gobierno aprobará el Plan de Recuperación el martes

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sánchez ha indicado que el Gobierno no prevé prolongar el Estado de alarma más allá del 9 de mayo y ha avanzado que el Consejo de Ministros del próximo martes aprobará el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que explicará él mismo un día más tarde, el miércoles 14 de abril, en comparecencia en el Congreso.

No obstante, el plan definitivo y completo no se conocerá hasta más adelante, cuando el Gobierno remita el documento final a Bruselas, para lo que dispone hasta el 30 de abril de plazo. De cualquier forma, ha recordado que el Ejecutivo ya está poniendo en marcha proyectos financiables con esos fondos europeos, como los 600 millones aprobados para actividades relativas a la depuración de aguas.

El presidente del Ejecutivo ha resaltado que España será de los primeros países de Europa en presentar el fondo “en toda su extensión” a la Comisión Europea y será a finales de abril cuando se puedan conocer los detalles, incluido el calendario de todas las reformas, como la del mercado laboral. 

Preguntado por la coordinación en la coalición de Gobierno, ha asegurado que ésta es “absolutamente transparente” al haber un compromiso de coordinación “publicado y firmado” por las dos formaciones (PSOE y Podemos). Además, el Consejo de Ministros ha aprobado la reestructuración de las comisiones delegadas para la coordinación entre ministerios tras los últimos cambios.  

En esta línea, ha dicho no tener “ninguna duda” de que se alcanzará un acuerdo en el Gobierno de coalición para consensuar la nueva Ley de Vivienda, la primera en 40 años de democracia, que contemplará la vivienda “no como una mercancía, sino como un derecho recogido en la Constitución”.  

Mejora generalizada de previsiones en los países

A escala mundial, el FMI augura una recuperación más fuerte en 2021 y 2022 para la economía mundial en comparación con su previsión anterior, con un crecimiento previsto del 6% en 2021 y del 4,4% en 2022, gracias a las mejoras de las economías avanzadas, sobre todo por el crecimiento económico de los Estados Unidos, con un repunte del 6,4%, lo mismo que España, lo que supone una mejora de 1,3 puntos porcentuales sobre la estimación de enero.

De esta forma, Estados Unidos será la única gran economía que supere el nivel de PIB que tenía previsto en 2022 en ausencia de esta pandemia. Entre las economías avanzadas, la zona del euro crecerá un 4,4% este año, si bien sobresalen India (+12,5%) y China (+8,4%), mientras que quedan por debajo, aunque con crecimiento, Francia (+5,8%), Reino Unido (+5,3%), Rusia (+3,8%), Brasil (+3,7%), Alemania (+3,6%) o Japón (+3,3%).

En 2022, Estados Unidos rebotará un 3,6%, mientras que en la zona del euro (+3,8%), liderarán los crecimientos entre los grandes Francia (+4,2%), Italia (+3,8%) o Alemania (+3,4%). Reino Unido crecerá un 5,1%, el doble que Japón (+2,5%), mientras que China repuntará un 5,6% e India un 6,9%. en todos los casos porcentajes inferiores a los de 2021.

En su informe de primavera el FMI afea a países como España, Italia, Malta, Portugal o Chipre que lograron salvar parte de la temporada turística de verano reabriendo a mediados de 2020, pero a cambio de un aumento seguido de las infecciones que obligó a nuevos confinamientos a finales de año, extendidos a 2021.

95 millones de personas más en pobreza extrema

A pesar de la mejora generalizada de las previsiones económicas del FMI sobre la mayoría de estados, avisa de que en 2024 el producto mundial estará aproximadamente 3% por debajo del nivel previsto antes de la pandemia y se podrían crear mayores diferencias en los niveles de vida entre los países.

Estima una pérdida media anual del PIB per cápita durante 2020 y 2024 del 5,7% en los países de renta baja y del 4,7% en los mercados emergentes y más moderada, del 2,3%, en las economías avanzadas. En total, las consecuencias podrían suponer que “95 millones de personas más en todo el mundo entren en las filas de la pobreza extrema”. 

En este punto, insta a que los países actúen y adopten medidas para la reubicación y cualificación de los trabajadores en distintos sectores, lo que “a menudo conlleva penalizaciones salariales”, ante los retos de la digitalización y la automatización que llevarán a la desaparición de muchos puestos de trabajo.

El organismo que dirige Kristalina Georgieva valora la “rápida actuación política” en todo el mundo, con ayudas fiscales por 16 billones de dólares (13,5 billones de euros), que permitirá unas pérdidas inferiores a las de l crisis financiera de 2008, de en torno al 3%. Trabajadores jóvenes, poco cualificados y mujeres sufren en mayor medida la crisis.

El FMI aboga por considerar la posibilidad de convertir las anteriores ayudas a la liquidez en ayudas de tipo patrimonial para las empresas viables, al tiempo que se desarrollen marcos de reestructuración extrajudicial para acelerar las posibles quiebras, en línea con el planteamiento de organismos como el Banco de España.