Estos son los once errores que comete la gente al comprar una casa

Elegir qué casa vas a comprar no es el primer paso que debes dar cuando decides adquirir una propiedad. Estas son las locuras que no debes comenter

Tomar la decisión de comprar una casa te hará pasar por innumerables horas de quebraderos de cabeza. Aun así, puede que no sea suficiente y lastre tus finanzas personales casi de por vida. Si es la primera vez que adquieres una propiedad, lo más seguro es que incurras en errores de novatos que has de evitar a toda costa. 

Confundirte con la hipoteca que arrastrarás durante años, creer que un préstamo puede ayudarte a solventar los gastos del primer desembolso o simplemente elegir la casa solo, son sólo algunas de ellas. Estas son las 11 aberraciones que debes evitar cuando vayas a comprar una casa por primera vez. 

Comprar una casa cuando tienes una deuda

El euríbor de noviembre abarata las hipotecas más que nunca

La casa en sí, durante años, va a ser una deuda muy grande con la que lidiar día a día. Pero tener un préstamo, crédito o endeudamiento con familiares y amigos, al realizar esta inversión puede lastrar todas tus finanzas personales. 

La acumulación de una hipoteca más los pagos mensuales de la deuda, como préstamos para estudiantes, coches o tarjetas de crédito, podría dejarte sin ningún margen de mejora para condicionar tu futuro hogar como te gustaría. 

Menos, para irte de vacaciones. 

Comprar una casa que no te puedes permitir pagar. Sí, es una inversión muy a largo plazo —seguramente creas que incluso para toda la vida—.  Pero no por ello debes tirar la casa por la ventana si no te lo puedes permitir

EL pago de una vivienda nueva nunca debería costar más del 25% de su salario neto

De acuerdo con Dave Ramsey, experto en gestión financiera y asesoramiento, el pago de una vivienda nueva nunca debería costar más del 25% de su salario neto. Por ello, antes de decidirte por una compra, revisa qué propiedades están realmente a tu alcance. 

Firmar una hipoteca desfavorable

Antes de firmar una hipoteca, hay cosas en las que tendrás que fijarte sí o sí para no tener pérdidas —independientemente de que entre o no en tu presupuesto—. Entre ellas, si es de tipo fijo o variable o el diferencial que estás dispuesto a asumir —este puede ser muy bajo, pero incluir demasiadas exigencias con el banco—. 

Hablar con un único prestamista

Los hipotecados podrían beneficiarse de la subrogación de sus hipotecas.

En la misma línea que el punto anterior, además de pedir consejo a los expertos del sector y leerte todas las guías relacionadas, no te quedes con la primera oferta. Hazlo sólo si después de valorar varias opciones, esa es la mejor. 

No ahorrar lo suficiente para el pago inicial 

“Cualquier cantidad menor al 10% es demasiado baja”, asegura Dave Ramsey, experto en gestión financiera y asesoramiento. El mismo asegura que el mínimo a afrontar en el desembolso inicial ha de ser del 20% de la compra. 

“Cualquier cantidad menor al 10% es demasiado baja”

Eso sí, como en los puntos anteriores, para realizar este pago inicial es mejor no contar con dinero prestado de amigos, familiares o cualquier otra entidad —independientemente de la hipoteca—.

No incluir los demás gastos relacionados con la compra

Si vas a irte a vivir muy lejos de tu residencia actual, tienes bienes que transportar o vas a amueblar la casa desde cero, deberías contar con un presupuesto independiente de la compra de la vivienda

Podrás ir haciendo reformas poco a poco, de no necesitarlas. Pero, si la mudanza es inminente, el gasto no se quedará solo en el desembolso inicial y el compromiso hipotecario. 

No tener un personal shopper inmobiliario

Esta es una llave a la casa de tus sueños —aunque has de cerciorarte de que eliges a la persona correcta, que vela por tus intereses, no por los del vendedor—.Un agente en bienes raíces puede ayudarte a averiguar el tipo de vivienda que mejor se adapta a ti y tu presupuesto, los listados actualizados de ventas y el precio ajustado.

Interesarte más por la estética que por la estructura de la casa

Un loft de una única habitación puede ser más bonito que una casa de cuatro habitaciones si el vendedor se lo propone. Sobre todo porque el diseño acapara toda tu atención. Pero dejarte llevar por ello sin pensar en todas las comodidades que te pueda ofrecer un hogar, es un error de novato. 

Asegúrate de que tienes todas las instalaciones y facilidades para llevar a tu hogar lo que necesites. Ya tendrás tiempo de hacerlo más atractivo de lo que te parezca a primera vista. 

Ir solo a comprar la casa

La comisión por riesgo de tipo de interés penaliza a los hipotecados a tipo fijo

Nadie ha de discutir que si vas a adquirir una casa solo, la decisión final sea tuya. La trampa de que baje el precio de la vivienda: comprar una casa en 2021 será más difícil a pesar de que serán más baratas

No obstante, si tienes pensado visitar varias viviendas, terminarás olvidando detalles de una y de otra. O bien pasando por alto factores importantes a tener en cuenta. 

No inspeccionar la vivienda

Cumplir con los requisitos de espacio, iluminación y seguridad —lo primero que ves al entrar por la puerta— no es suficiente para irte a vivir a una casa nueva. En tan sólo unas semanas podría descubrir que detrás de las paredes casi sólo quedan restos. 

Por ende, tendrás que invertir en sistemas eléctricos, plomería o mejor sistema de calefacción. Mejor prevenir que lamentar. 

Ignorar el valor de reventa

Puede que única y exclusivamente estés pensando en mudarte, en tener tu propia casa y no volver a pasar por este proceso nunca más. Lo cierto es que, a lo largo de tu vida, seguramente, vuelvas a atravesarlo —aunque sólo sea para aconsejar a un amigo u orientar a un familiar—. 

La casa que estás adquiriendo quedaría entonces expuesta a otro mercado de compradores más o menos exigentes que tú. O bien, destinada al alquiler por un precio ajustado. Por el mismo motivo que tú te quedas con ella, ¿lo haría otra persona?

Valora la situación en la que se encuentra si no piensas invertir mucho dinero en reformas, la ubicación y los comercios cercanos que, aunque cierren, siempre dejan espacio para reinventarse otros. 

Noticia original: Business Insider

Autora: Kamila Barca