Funcas eleva su previsión de inflación para este año: subirá al 9,1%

El centro de análisis económico afirma que la bajada de los combustibles y los carburantes ha compensado el fuerte encarecimiento de la electricidad

Una pareja acompañados por una niña realizan una compra de material escolar en una papelería de Valéncia. EFE/Ana Escobar

El centro de análisis económico y social Funcas ha elevado este martes su previsión de inflación media con la que cerrará el año 2022 tras conocer el dato del IPC de agosto confirmado por el INE. En el escenario central de previsiones de Funcas, la tasa media esperada para 2022 se sitúa en el 9,1% frente al 8,9% anterior.

Funcas expone que el IPC subió en agosto un 0,3% y que, aunque fue un incremento inferior al registrado en el mismo mes de 2021, la tasa de inflación siguió disparada en el 10,5% en agosto, tres décimas menos que en julio. Una inflación que supera en 1,4 puntos a la media de la eurozona.

Aumentan los precios de alimentos elaborados, bienes industriales y ropa

«Los resultados han sido superiores a lo esperado en todos los componentes, salvo en los más volátiles, alimentos no elaborados y productos energéticos, en los que los resultados han sido inferiores», detallan desde el think-tank.

Dentro de la inflación subyacente, la correspondiente a los alimentos elaborados ascendió en agosto hasta el 12,5% destacando el aumento del pan y otros productos de panadería, queso, leche desnatada y otros productos lácteos. En el sentido contrario, destaca la bajada de precio del aceite de oliva y de otros aceites comestibles, aunque su tasa interanual de inflación sigue siendo muy elevada. En los bienes industriales no energéticos, la tasa de inflación también se incrementó, hasta el 5,6%. Los mayores aumentos se observaron en prendas de vestir, productos de limpieza y para el cuidado personal.

La inflación de la energía se sitúa en el 37,4%

En el sentido contrario, entre los componentes más volátiles, la tasa de inflación de los alimentos no elaborados descendió ligeramente en agosto, hasta el 12,9% y la inflación de los productos energéticos bajó hasta el 37,4% interanual, siendo en julio del 41,4% interanual. Además, la bajada de los combustibles y carburantes, que tienen un mayor peso en la cesta de la compra, «ha compensado el fuerte encarecimiento de la electricidad«, según Funcas.

El centro de estudios económicos puntualiza también que el precio del petróleo se ha reducido sensiblemente desde que elaboró el anterior escenario de previsiones, por lo que la previsión actual en su escenario central fija que el precio se mantenga estable en los 95 dólares.

Cristina Dolz