Cómo conseguir más de 1.000 euros al mes de Ingreso Mínimo Vital

La cuantía de la prestación viene determinada por distintos factores, como el número de personas que conforman la unidad de convivencia

viudedad

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá. EFE/Kiko Huesca

Para las personas que perciben una pensión en la modalidad contributiva o el Ingreso Mínimo Vital (IMV), probablemente, noviembre era un mes para marcar en el calendario. Y es que, tras conocer el dato provisional del Índice de Precios de Consumo (IPC) correspondiente a este mes, ya se puede calcular cuanto subirán los importes de este tipo de prestaciones el próximo año.

La subida de las cuantías se enmarca en un proceso que tiene lugar de forma anual y que se conoce como revalorización de las pensiones. Con el objetivo de actualizar el importe de las prestaciones acorde al nuevo contexto económico, se tiene en cuenta la inflación media registrada durante los 12 meses previos, tal y como determina la ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones, aprobada por el Congreso de los Diputados y publicada en el BOE el 28 de diciembre de 2021.

Las cuantías del IMV subirán un 8,5% en 2023

Ahí entra en juego el IPC, un indicador que mide la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios consumidos por las familias en España. Después de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) haya dado a conocer el dato adelantado de noviembre y hacer la media de los doce meses de anteriores, el cálculo obtenido es del 8,5%.

En todo caso, habrá que esperar a conocer el dato definitivo del IPC de noviembre para confirmar el porcentaje exacto de subida de las pensiones, aunque los datos definitivos de IPC apenas suelen variar, si acaso alguna décima. Según el INE, el IPC interanual de noviembre se situó en el 6,8%, de acuerdo a su estimación inicial.

Por su parte, las pensiones no contributivas mantendrán para el próximo ejercicio la subida del 15% que se les aplicó el pasado mes de julio en virtud de una enmienda pactada por el Gobierno con Bildu en el marco de la negociación presupuestaria.

¿Cuáles serán los nuevos importes?

El Ingreso Mínimo Vital es una prestación dirigida a aquellas familias que se encuentren en riesgo de pobreza y exclusión social de las personas que viven solas o están integradas en una unidad de convivencia y carecen de recursos económicos básicos para cubrir sus necesidades básicas.

Así, el objetivo es «garantizar un nivel mínimo de renta a quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad económica», y a la vez, lograr una «mejora real de oportunidades de inclusión social y laboral de las personas beneficiarias», según indica la Seguridad Social.

Las personas que perciben el IMV percibirán un importe superior el próximo año, pero cabe destacar que en función del número de personas que conformen la unidad de convivencia la cifra será mayor o menor. Mientras que las personas que cobran la cuantía mínima percibirán 533,41 euros, los que tengan derecho a la máxima cobrarán 1.181,93 euros al mes. En concreto, el incremento en el importe respecto este año asciende a 99,74 euros.

Avatar