Rusia anuncia el corte del suministro de gas a Polonia

La petrolera rusa Gazprom justifica el corte aludiendo a que Polonia se negó a pagar por el suministro en rublos, una regla ideada por el entorno económico de Putin para salvar la moneda en plena guerra comercial con la UE

Imagen de archivo fechada el 27 de noviembre de 2003 que muestra la planta compresora del gasoducto Yamal-Europa, Nesvisg, región de Minsk. EPA/MAXIM MALINOVSKY

La compañía gasística rusa Gazprom ha anunciado este martes el corte del suministro de gas a Polonia, que se nutría de este material a través del gaseoducto Yamal, que conectaba ambos países. Según ha anunciado la empresa petrolera a través de un comunicado, el corte tendrá lugar mañana, miércoles 27 de abril, por la mañana.

Por su parte, la compañía polaca PGNiG, encargada de la recepción del gas ruso, ha anunciado que tomará medidas legales para restablecer el flujo de gas, pues su interrupción supone un incumplimiento del contrato entre ambas entidades. Con esta medida, el líder del Kremlin, Vladimir Putin, redobla su presión a los países europeos en su estrategia para mitigar los efectos de las sanciones que la UE le ha impuesto como medida tras la invasión a Ucrania.

Y es que desde el Kremlin, para evitar la caída del rublo ruso en los mercados tras el bloqueo comercial, idearon la estrategia de obligar a pagar en esta moneda por el gas a todas las potencias que tienen acuerdos con Rusia para el suministro de este combustible fósil, pues es uno de los pocos productos que la UE no ha vetado debido a la dependencia que mantienen los países del centro-norte del viejo continente para producir energía.

La medida de Putin para salvar el rublo no ha gustado a los adversarios en la UE. De hecho, Polonia se negó a pagar en rublos, y este parece ser el motivo, al menos sobre el papel, que haría que Gazprom haya decidido cortar el suministro en lo que podría derivar en un efecto dominó que, indudablemente, contribuiría a la desestabilización de los aliados de Ucrania.

Así las cosas, el precio del gas se ha disparado inmediatamente en Polonia. Durante este martes, el precio del gas ha llegado a dispararse hasta en un 17% en el país. Fuentes del gobierno polaco han informado a medios locales que hoy ya habrían notado un descenso en el flujo recibido de gas. No obstante, si con solo rumores el precio ya ha aumentado, cabe esperar una nueva tendencia al alza ahora que el corte se ha hecho oficial.

Por su parte, el zloty, la moneda de Polonia, ha caído un 1,5% en los mercados tras conocerse la noticia. Queda por saber si se trata de un caso aislado o es, por otra parte, un nuevo ataque a la UE en la guerra económica que el Kremlin sostiene con los 27 Estados Miembros.

Andoni Berná Calvo