Sánchez pacta con el CEO de Airbus un fondo de 600M para el sector aeronáutico

El presidente del Gobierno se ve las caras con el máximo responsable del gigante aeronáutico

Fin de la reunión clave en Moncloa por el rescate al sector aeronáutico. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este jueves con Guillaume Faury, CEO de Airbus, para cerrar los términos del acuerdo para el rescate del sector aeronáutico. Tras la reunión se han planteado varias posibilidades: 100 millones para proveedores y 600 millones para toda la industria. No obstante, no se ha concretado el Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA) que se comunicó en la anterior reunión de julio.

La cita, que fue adelantada por Economía Digital la semana pasada, se ha sellado con la firma de un Acuerdo de Seguridad para proteger los activos tecnológicos estratégicos que Airbus desarrolle en España.

Ambas partes, según el comunicado enviado por el Gobierno, coinciden en que la I+D+i es clave para que el sector remonte la crisis y diseñe aviones más eficientes, para lo que se está ultimando un Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA).

Sin embargo, el Gobierno no hace mención a los detalles de dicho plan, pese a que hace meses señaló que el objetivo era dotarlo con 185 millones disponibles hasta 2023. El desglose anunciado en julio por el Gobierno y Airbus a través de una nota conjunta era el siguiente: 25 millones en 2020, 40 millones en 2021, 80 millones en 2022 y 40 millones en 2023.

El Plan Tecnológico Aeronáutico es uno de los planes centrales para la recuperación del sector y está ligado a los Fondos de recuperación de la Unión Europea. Su coordinación corre bajo la gestión del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Sánchez confirma que el Aerofondo para proveedores de Airbus estará dotada de 100 millones

También se prepara la puesta en marcha de un Aerofondo dotado con 100 millones de euros para apoyar a las pymes de la cadena de valor del sector, es decir, los proveedores de primer nivel de Airbus que dependen de los encargos de fabricación de componentes de aviones.

Y es que en los últimos meses empresas como Hexcel (fabricante de fibra de carbono) y Aciturri (desarrollo de aeroestructuras complejas) han llevado a cabo despidos en sus distintas plantas en España por la caída del sector aeronáutico.

La medida de mayor envergadura anunciada por el Gobierno ha sido la creación de un Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva, dotado con 600 millones en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y gestionado por una filial de la SEPI.

Reunión con tres ministros

En la reunión de trabajo también han participado Margarita Robles, ministra de Defensa; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Pedro Duque, ministro de Ciencia e Innovación; Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 de la Presidencia del Gobierno.

Por parte de la empresa, los asistentes han sido Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España; Antoine Bouvier, director de estrategia, M&A y asuntos públicos de Airbus; Amparo Moraleda, consejera de Airbus, y Jorge Domecq, director de relaciones institucionales de la compañía.

«Sánchez y Faury han repasado los avances logrados sobre los compromisos de colaboración acordados en la reunión del pasado 30 de julio. También se ha avanzado en el apoyo a los programas espaciales, reiterando el compromiso con los programas militares ligados a la defensa europea y confirmado la adquisición de aviones militares y helicópteros», reconoce Moncloa.

La compañía aeronáutica ha enviado su propio comunicado poco después y ha reconocido que «la estrecha colaboración para madurar y lanzar los contratos pendientes recogidos en el comunicado del 30 de julio de 2020 continúa, pero requiere de más tiempo y preparación«.

¿Menos recortes en Airbus?

La reunión entre Sánchez y Faury ha despertado mucha expectación en la plantilla de Airbus. El grupo ha sufrido un golpe severo por el coronavirus y ha anunciado una reorganización mundial, con recortes en el área de Defensa y Comercial. Para 2021 la incertidumbre también seguirá presente mientras exista el virus y sigan las restricciones de movilidad impuestas para frenar su propagación.

En este contexto, la colaboración del Gobierno de Sánchez es fundamental para Airbus de acuerdo a las fuentes consultadas, porque consideran que puede mitigar los ajustes en su plantilla respecto a la previsión inicial si eleva la demanda de pedidos de aviones o diseña algún tipo de ayuda.

Airbus España, por su parte, ya avisó a sus trabajados la pasada semana de que sigue estudiando medidas para ajustar la carga laboral actual a las necesidades futuras del grupo. El pasado año optaron por planes de salidas incentivadas e intentaron no recurrir a ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Cristian Reche