Aena gestionará 11 aeropuertos en Brasil

El gestor español se adjudica la gestión del aeropuerto de Sao Paulo, el segundo mayor del país, con lo que opera ya en 17 aeropuertos de Brasil

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena. EFE/Zipi/Archivo

El presidente y consejero delegado de Aena, Maurici Lucena. EFE/Zipi/Archivo

El gestor aeroportuario español, Aena, se ha adjudicado este jueves la concesión para operar once aeropuertos en Brasil, incluyendo el de Congonhas (Sao Paulo), el segundo con mayor tráfico aéreo del país, 10 millones de pasajeros al año.

Congonhas, aeropuerto para vuelos nacionales de Sao Paulo, es la «joya de la corona» de la subasta, en la que Aena fue la única en presentar propuestas en la licitación, organizada por la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Aena gestionará esta licitación durante 30 años gracias a ofrecer 2.450 millones de reales (unos 471 dólares) por las licencias de operación, una cifra un 231% superior al mínimo exigido por el Gobierno brasileño (740,1 millones de reales o 142 millones de dólares).

Como vencedora de la subasta, Aena deberá realizar inversiones en sus once nuevos aeropuertos por 5.889 millones de reales (unos 1.132 millones de dólares). Estos aeropuertos son: Campo Grande, Corumbá y Ponta Pora, ubicados en el estado de Mato Grosso do Sul; Santarém, Marabá, Parauapebas y Altamira (estado de Pará) y Uberlandia, Uberaba y Montes Claros (estado de Minas Gerais).

Aena supera en tránsito al grupo brasileño CCR

El gestor aeroportuario español ya administra actualmente en Brasil otros seis aeropuertos, entre ellos el de Recife, uno de los cinco con más movimiento en el país.

Según su último balance, estos seis aeropuertos en la región nordeste del país movieron 11,8 millones de pasajeros en 2021, con un aumento del 52,2 % en comparación con 2020, pese a lo cual acumuló pérdidas por 60,04 millones de euros, la mitad de los 126,78 millones que se dejó en 2020.

Como operadora ahora de 17 aeropuertos, incluyendo el de Congonhas, Aena se ubica como una de las principales gestoras de terminales aéreos en el país, superando en tránsito incluso al grupo brasileño CCR, que el año pasado se adjudicó 16 aeropuertos en otra subasta de concesiones.