Banco Santander entra en la recta final del ERE tras dar salida a 3.334 personas

En junio faltaban por cubrir menos del 10% de bajas, el banco reúne esta semana a los sindicatos para informar de las últimas adhesiones

El Banco Santander entra en la recta final del ERE que pactó con los sindicatos el pasado mes de diciembre. El mismo contemplaba 3.572 bajas voluntarias, un 15% la plantilla. Además de 1.500 reubicaciones (400 en Santander Personal y 1.100 en empresas del grupo) y el cierre de 1.033 oficinas. 

Entre enero y mayo salieron del banco 3.334 personas, el 93% del total. En concreto, 110 del centro corporativo (la Ciudad Financiera en Boadilla del Monte) y el resto, 3.224, de Santander España. Esto Incluye tanto la red de oficinas como las estructuras intermedias. 

Es decir, solo quedaban pendientes de salir 238 trabajadores al empezar junio. El banco celebrará este jueves 29 de junio una reunión de seguimiento con los sindicatos para informar sobre si estas salidas ya se han producido o cuándo se producirán. 

Si bien, el acuerdo de ERE establecía que las salidas podían ir produciéndose hasta el 30 de diciembre de 2021. Igual que el cierre de oficinas, que es progresivo. Hasta la fecha se han cerrado 999, según los datos facilitados a ED. 

Las 1.500 reubicaciones también avanzan, pues de las 400 pactadas en Santander Personal, solo están pendientes de cubrir 19; de las 450 de Customer Voice otras 19; y de las 650 de Santander Tecnología y Operaciones, faltan por cerrar 127.  

El periodo de adhesiones para el ERE del Santander se ha alargado durante toda la primera mitad del año y se ha hecho por departamentos. Es decir, el plazo no ha sido el mismo para la plantilla de la red de sucursales, estructuras intermedias o centro corporativo.

Sucursal del Banco Santander.

El último acabó en junio y por eso ahora entra en una fase definitiva, que además es la última. Hasta ahora todas las salidas han sido voluntarias, pero el banco tiene que cuadrar aquellas que que no se hayan plazas que no se han cubierto. En este sentido los sindicatos explican que de haber salidas forzosas, serán mínimas.

El 70% del ERE han sido vía prejubilaciones

El 70% del ERE actual afecta a gente de 50 años o más, es decir, se van vía prejubilaciones. El banco que preside Ana Botín, al igual que el resto del sector, ha ido rejuveneciendo plantilla en los últimos años.

Este es el tercer ERE que el Banco Santander pone en marcha desde 2018. En el primero (que afectó a servicios centrales) hubo 1.100 salidas; en el segundo, justificado por la duplicidad de la red, hubo otras 3.069 y el tercero (el actual), motivado por la pandemia y el aumento de la digitalización acabará con otros 3.572 empleos.

Botín explicó el pasado año, durante la junta de accionistas del grupo, su proyecto One Santander, con el que prevé ahorrar costes de 1.000 millones de euros en España, Portugal, Reino Unido y Polonia en dos años. Es decir, en sus cuatro principales mercados ha reducido plantilla en los últimos meses.

En España ya cuenta con 7.741 empleados menos de los que tenía en 2017, cuando se quedó con el Banco Popular. En ese momento el Santander integró a casi 9.400 trabajadores, pero después de todos estos recortes de personal, se puede decir que la entidad cántabra volverá a tener a cierre de este año una plantilla muy similar a la que tenía antes de quedarse con este banco.