Patrocinado por

Caixabank amplía el periodo de negociación del ERE hasta el 29 de junio

Las posturas siguen alejadas entre el banco y los sindicatos, se reunirán cada martes y miércoles durante las próximas semanas

José Ignacio Goirigolzarri en la presentación de la fusión de Caixabank y Bankia. Foto: Caixabank

Caixabank y los sindicatos quieren llegar a un acuerdo en el marco de las negociaciones del ERE, pero las posturas siguen alejadas y necesitan tiempo para negociar. Por eso, este lunes, y a solo tres días de que concluya el periodo formal, el banco ha decidido alargar estas conversaciones hasta el próximo martes 29 de junio.

La plantilla había amenazado incluso con ir a huelga si esto no sucedía, porque entendían que el banco aplicaría un ERE con salidas traumáticas y no voluntarias. Finalmente se descarta el peor escenario, las partes quieren que haya consenso e incluso el banco se ha abierto a reducir de nuevo el número de despidos.

La semana pasada, la dirección del banco elevó en otras 205 personas más las recolocaciones dentro del grupo. En concreto desde 481 hasta 686, lo que reducía el número de afectados a 7.605 personas desde las 8.291 iniciales.

Estas recolocaciones se distribuirán entre varias filiales tecnológicas y de servicios especializados, como la tecnológica CaixaBank Tech, la inmobiliaria Building Center, la filial de medios de pago y financiación al consumo CaixaBank Payments & Consumer, la filial de servicios CaixaBank Operational Services o la filial de análisis de datos CaixaBank Business Intelligence, entre otras.

Asimismo, CaixaBank se ha abierto hoy a estudiar fórmulas que permitan redistribuir territorialmente el excedente de personal, con el fin de poder aceptar el máximo de peticiones de adhesión voluntaria en aquellas zonas donde el número de interesados en solicitar el plan de salidas incentivadas sea superior al cupo previsto.

El banco catalán estudiará la posibilidad de reducir el número de extinciones en la red comercial, de forma que ese exceso de plantilla facilite cubrir necesidades como, por ejemplo, bajas de larga duración, vacaciones o bajas de maternidad o paternidad, explican fuentes cercanas al banco.

Respecto a las compensaciones por la extinción de contratos, el banco ha pedido a los sindicatos que planteen una propuesta asumible y conforme a la realidad del negocio bancario. El banco que preside José Ignacio Goirigolzarri ha cuantificado en 4.000 millones de euros el coste que tendría aplicar las medidas que proponen los sindicatos, lo que consideran excesivo, explican fuentes sindicales. Su propuesta es que esté en un arco de entre 1.000 y 2.000 millones de euros.

Los sindicatos presentes en la negociación también reprochan que el banco mantenga el límite máximo de empleados mayores de 52 años que pueden adscribirse al plan de extinciones de contrato, fijado en el 60%. EL banco defiende que es necesario para preservar el equilibrio generacional y evitar que todas las salidas se concentren en el mismo tramo de edad.

Asimismo, los representantes de los trabajadores piden al banco que garantice la voluntariedad de las adhesiones, que reduzca el número de extinciones, que mejore las indemnizaciones y que retire este cupo de bajas de mayores de 52 años.

Segundo día de paros parciales

Este lunes, un 86% de la plantilla de Caixabank ha querido protestar contra el ERE dejando su puesto de trabajo durante las 11 y las 12 de la mañana, según datos de los sindicatos, que son los que han han convocado a los trabajadores a hacer este paro parcial. El mismo también se llevó a cabo el pasado 2 de junio, pero durante media hora.

Caixabank ya ha propuesto el calendario de las próximas reuniones del mes, en concreto, que haya reuniones cada martes y miércoles de las tres próximas semanas. La próxima reunión es por tanto este martes 8 de junio.