Patrocinado por

Gortázar (Caixabank) sobre el ERE: “Hay que actuar o estarán en riesgo 43.000 empleados”

Las salidas se harán entre los próximos 6 y 12 meses, coincidiendo con la recuperación económica y la creación de empleo

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha justificado este jueves la necesidad de llevar a cabo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras la fusión con Bankia. “Hay que actuar o serán 43.000 personas afectadas en lugar de 8.000”.

La entidad ha visto “con mucho detalle” los solapamientos de la operación, los ha cuantificado en 8.300 personas y piensan que 500 se pueden recolocar. El CEO no ha querido desvelar si la cifra neta de salidas bajará aun más de aquí a junio, cuando se prevé que finalicen las negociaciones con los sindicatos, pero ha adelantado que no alargarán “la agonía”.

El ERE se hará en una fase y será el único que haga el banco. “No esperamos ningún otro ERE ni en el 2025 ni en ningún otro año”. Respecto a las críticas del Gobierno, en concreto de la vicepresidenta Nadia Calviño sobre el elevado sueldo de los banqueros, sobre todo de aquellos que están negociando procesos ajustes tan severos, ha explicado que mientras dure el proceso de negociación habrá “noticias negativas” pero tratarán de explicar a la sociedad las razones que le han llevado a ello.

En este sentido, ha comentado que los tipos de interés negativos han presionado los márgenes de todo el sector, una situación que ya se ha extendido cinco años y lo hará otros tantos más. Mínimo, otros cinco según el escenario que contempla el mercado. A ello se suma la nueva relación de los clientes con la banca, ahora más digitalizados.

“La situación es muy mala, pero como sabemos que estará con nosotros mucho tiempo tratamos de anticiparnos” ha añadido. Estas razones le llevaron a hacer una integración con Bankia, que, ha recordado, los reguladores aprobaban, pues llevaban meses destacando la necesidad de consolidación bancaria en Europa.

Asimismo, ha matizado que la operación ha sido aprobada por todas las autoridades, incluido por el departamento de Nadia Calviño, también por el Gobierno que es a través del Frob segundo accionista. Pues la fusión se aprobó con el apoyo del 99% de ellos en la junta de diciembre.

Sobre los salarios, ha insistido en el discurso pronunciado en los últimos días por otros directivos: los sueldos de la banca están muy regulados. “Máximo respeto a la opinión del Gobierno de la remuneración de los bancos, pero es bueno recordar como han hecho otros directivos al presentar resultados que es tema muy regulado desde la crisis de hace 12 años”:

También ha incidido en que desde el punto de vista de gobierno corporativo está reglamentado, aprobado por los accionistas y con la máxima publicidad. Pese a ello, ha señalado que Caixabank escucha a todo el mundo, “y más si tiene un papel relevante, como el Gobierno” pero ha advertido de que luego tomarán decisiones “conforme a los intereses de la entidad”.

Gonzalo Gortázar no ha querido opinar sobre su propio sueldo porque es “la persona menos indicada para hacerlo” y ha apuntado que los salarios de altos directivos no es una cuestión exclusiva de la banca ni de España, sino de todas las grandes compañías.

Sobre la reivindicación de los sindicatos al ERE, que denuncian que la cifra de salidas es desorbitada y las condiciones son mejorables, el consejero delegado de Caixabank ha dicho que “respetan” que hagan manifestaciones y se opongan, pero confía en que las bondades de la operación se hagan realidad.

Asimismo, el CEO, ha asegurado que “naturalmente” habrá acuerdo con los representantes de los trabajadores y además “es necesario”. El banco buscará “un acuerdo razonable” que les permita hacer frente a los retos que tiene por delante.

También ha defendido que no todas las salidas sean mediante prejubilaciones (de hecho, el banco las ha limitado y solo el 50% del ERE podrá ser de personas mayores de 50 años). En su opinión, estas salidas, que se harán entre los próximos 6 y 12 meses, coincidirán con un momento clave, el de la recuperación económica en España y se creará empleo. Y por ello, los afectados que quieran seguir trabajando podrán hacerlo mediante el sistema de recolocaciones que han puesto en marcha.  

Desde la entidad quieren “una economía flexible” en la que sus empleados puedan reincorporarse a otros trabajos pero no, personas que con 50 años se prejubilen y sean poco productivas para la sociedad. Por ello, van a darles una formación y ayudarles en la nueva economía, “que además va a crear 3 millones de puestos de trabajo”.