Caixabank quiere pescar en el reparto de los fondos europeos

El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, pide que la banca tenga un papel en el reparto de los Next Generation EU

El presidente de Caixabank José Ignacio Goidigolzarri , participa en la XXXVI Reunión del Cercle d’Economia. EFE/Quique García

La banca también quiere jugar un papel en el reparto de los fondos europeos Next Generation EU. En la semana en que Bruselas aprobó la concesión de los primeros 69.500 millones de euros, el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, pidió que el sector financiero fuera protagonista a la hora de distribuir las ayudas procedentes de Bruselas a lo largo de los próximos meses.

Durante la última jornada de la Reunión anual del Cercle d’Economia, el dirigente aseguró que la banca “puede ayudar con los fondos de recuperación” en España. “Tiene la capacidad para movilizarlos, tiene criterio para valorar las operaciones y la capilaridad necesaria para hacerlos posibles”, señaló ante el auditorio.

Goirigolzarri se sumó a las tesis que ya expresaron el miércoles la presidenta de Banco Santander, Ana Botín; el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; y el primer ejecutivo de Inditex, Pablo Isla. «Los fondos europeos son una oportunidad de transformación, tanto por su cuantía como por su significado cualitativo», defendió.

Sin embargo, el directivo no solamente ofreció al sector bancario como elemento para repartir los fondos europeos. También los necesitará. Será para hacer frente a la transformación digital que sufre la industria, que ha llevado al cierre masivo de oficinas y la acumulación de expedientes de regulación de empleo (ERE) durante los últimas años.

«La banca está tremendamente impactada por la transformación digital y hemos de verla como una oportunidad, para mejorar el servicio a los cliente y encontrar nuevas oportunidades de negocio», sentenció.

El papel de la banca en las ayudas públicas

El reclamo de Goirigolzarri de jugar un papel relevante en la distribución de los fondos europeos llega solo dos días después de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunciase la apertura de un expediente sancionador contra Caixabank, Banco Santander, Banc Sabadell y Bankia por posibles prácticas anticompetitivas en la comercialización de los créditos antiCovid avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Según informó el regulador, se investiga la exigencia de las entidades de vincular distintos productos financieros a la concesión de los préstamos avalados por el ICO para hacer frente a la pandemia.

Además, Competencia investiga si la banca obligó a las empresas necesitadas a reestructurar las deudas existentes previamente. Las entidades habrían obligado a cancelar créditos que ya tenían con las nuevas líneas, en las que el ICO asume el 80% del riesgo.

Carles Huguet