Colonial compensa en París la caída del negocio en España

La socimi española logra incrementar los beneficios hasta los 184 millones, pero sufre una caída de los ingresos por rentas del 10% por el retraso de la recuperación económica española

En la imagen, Pere Viñolas (d) y Juan José Brugera (i), consejero delegado y presidente de Colonial. EFE

La socimi Colonial dispara beneficios gracias a la revalorización de sus edificios. La cotizada española ganó 184 millones de euros entre enero y septiembre de 2021 gracias a que los inmuebles de su cartera lograron incrementar su valor en 146 millones de euros. Las ganancias eso sí esconden un descenso de los ingresos por alquileres, que suben en París, pero caen tanto en Barcelona como en Madrid por una recuperación económica más lenta del país.

La compañía dirigida por Pere Viñolas hizo públicos este miércoles sus resultados hasta el tercer trimestre, marcados por una aceleración a dos velocidades de sus dos principales mercados: España y Francia. “Francia ha despegado el vuelo antes, España acompaña con cierto retraso la recuperación económica europea”, comparó el consejero delegado de la organización.

Colonial por ello hace tiempo que decidió primar París que Barcelona y Madrid. Hoy más de la mitad de los ingresos proceden ya de la capital gala. El movimiento le dio la razón: los ingresos en París cayeron un 4% (+5,1% a superficie comparable) mientras el descenso alcanzaba el 18% en las dos ciudades españolas (+0,4% en Madrid y -3,7% en Barcelona, a superficie comparable).

“El incremento en París compenso la corrección temporal en el portafolio de Barcelona por las bajas de inquilinos en activos secundarios, que aún no han sido compensadas por las nuevas altas de clientes”, explicó la compañía.

De este modo, los ingresos por alquileres cayeron desde los 260 millones hasta los 234 millones de euros, el 10% menos. A superficie comparable no obstante el dato creció el 2%. En los primeros nueve meses del ejercicio, la firma consiguió incrementar la contratación por encima del 71% frente al mismo periodo del año anterior (fuertemente marcado por la pandemia) y saltó desde los 68.847 metros cuadrados firmados hasta los 117.680.

Pese a la caída de las rentas, Colonial consiguió mantenerse en un 93,4% de ocupación. En París apenas el 5% de sus metros cuadrados están libres mientras que en Barcelona y Madrid el porcentaje escala hasta el 8%.

En comparación con los valores firmados hasta diciembre de 2020, los nuevos contratos se firmaron con un precio el 4% superior. Frente a los alquileres previos, la subida fue del 7%, destacando un crecimiento del 24% en Barcelona.

Colonial tiene “fuego” para invertir

Tras haber integrado su filial francesa SFL en septiembre, Colonial presume ahora de músculo para invertir. La empresa luce 2.020 millones de euros entre caja y líneas de crédito no dispuestas y un Long to Value del 36,6%. “Tenemos una capacidad de fuego relevante no utilizada”, celebró Viñolas.

El directivo declinó poner cifras concretas al poderío inversor de la cotizada, pero sí habló de “centenares de millones disponibles” a la espera de que aparezca una oportunidad para expandirse de manera orgánica o corporativa. “Entendemos que el mercado está para ser puramente compradores”, añadió.

Carles Huguet