Daurella se embolsó más de 80 millones de euros de Coca-Cola en plena pandemia

La familia catalana obtuvo más de 80 millones de euros en dividendos, que se repartieron por el entramado societario organizado por la saga

Botellas de Coca-Cola. Foto: Coca-Cola

El clan Daurella obtuvo más de 80 millones de euros en dividendos de Coca-Cola en 2020. La familia encabezada por Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Europacific Partners (CCEP), es la primera accionista de la primera embotelladora mundial del popular refresco y gracias a su porcentaje disfruta de la lluvia de millones en forma de remuneración a sus dueños. Al final del entramado, la dirigente se embolsó 26 millones.

La saga catalana controla la embotelladora de la bebida gracias al 36,5% de la cotizada que posee Olive Partners, la sociedad española que comparte, por ejemplo, con la familia Gómez-Trénor. Según las cuentas a las que ha tenido acceso Economía Digital, Olive Partners repartió 143 millones de euros de dividendo a sus accionistas; 42 millones menos de los 185 que distribuyó la campaña anterior.

La embotelladora sufrió un descenso del 54,5% de los beneficios en 2020, que quedaron en 498 millones de euros, por culpa del impacto de la pandemia en el sector de la hostelería. El golpe también se notó en la austeridad en el dividendo. El pago a los accionistas quedó en solamente 0,85 euros por acción en 2020 frente a los 1,4 euros por título que se abonaron en el ejercicio anterior.

Sin embargo, los 143 millones no irán todos a parar al bolsillo de Daurella. La dirigente catalana comparte accionariado con la familia valenciana Gómez-Trénor (21,34%) y al cierre del ejercicio pasado poseía el 56,37% de las acciones de la sociedad. Es decir: le tocaron 81 millones de euros.

El dinero de Coca-Cola vuela a Luxemburgo

A partir de aquí, el rastro del dinero se divide entre las distintas ramas de la saga familiar. Para Sol Daurella, el entramado societario termina en Indau SARL, una sociedad radicada en Luxemburgo. Según la documentación depositada en el Registro Mercantil del Gran Ducado, la patrimonial ganó 16 millones de euros en 2020 tras ingresar 16,6 millones de euros gracias a los pagos percibidos del grupo que encabeza.

En una junta de accionistas celebrada el 28 de diciembre, la empresa luxemburguesa aprobó la distribución de un dividendo de 26 millones de euros para Sol Daurella. La cifra era un millón superior frente a los 25 millones que se embolsó en 2019.

Como explicó el martes Economía Digital, el pago a los accionistas fue foco de conflicto entre los propietarios de Indau. Daurella comparte el capital con su hermana Eva Daurella y sus hijos, que denunciaron en los tribunales del país que no se les pagaron los 747.905 que les correspondían en dividendos. En marzo, la directiva aprobó una remuneración de 619.056 euros para ellos.

El entramado societario de Daurella

Seguir la pista del dinero generado por la bebida es un camino que salta de sociedad en sociedad. La presidenta de Coca-Cola Europacific Partners controla su participación en la embotelladora a través de una red encabezada por la luxemburguesa Indau SARL. La firma ubicada en el Gran Ducado es a su vez poseedora del 100% del capital de Begindau, la patrimonial con la que Sol Daurella controla también su negocio inmobiliario y el resto de las inversiones realizadas.

De Begindau pende Cobega, la empresa que controla el 55,7% de Olive Partners. Es Olive Partners –sociedad que comparte con empresarios como la familia valenciana Trénor– la que tiene finalmente el 36,5% de Coca-Cola Europacific Partners.

Carles Huguet