Deliveroo abandonará España tras la aplicación de la Ley Rider

La empresa anuncia su marcha dos semanas antes de la entrada en vigor de la nueva norma que obliga a contratar a los falsos autónomos

Imagen de un repartidor de Deliveroo, que abandonó España tras la aplicación de la Ley Rider

Deliveroo dejará de operar en España. La empresa de reparto de comida a domicilio ha anunciado su intención de abandonar el país semanas justo antes de que entre en vigor la Ley Rider, que obligará a estas plataformas digitales a contratar a sus repartidores como asalariados en vez de mantenerlos como autónomos.

Sin embargo, la compañía no ha hecho referencia a que esta decisión esté vinculada a la nueva norma, sino que ha alegado la fuerte competencia del sector. La empresa compite con Just Eat, Glovo y Ubereats y, mientras que en la mayoría de países en los que opera ocupa la primera o segunda posición, en España está por detrás.

A través de un comunicado, Deliveroo ha explicado a sus trabajadores que iniciará una consulta sobre su propuesta de cese de las operaciones en España en septiembre y durará un mes. La empresa cuenta actualmente con 2.500 riders y colabora con 0.000 restaurantes repartidos en más de 70 ciudades por todo el país

Independientemente del resultado, la plataforma ha asegurado que los riders y empleados dispondrán de un “adecuado paquete de compensación que cumpla con todas las normativas y la legislación local”.

Deliveroo se retira por el “elevado” nivel de inversión

“Tenemos el objetivo de ofrecer el mejor servicio de comida a domicilio del mundo, y eso significa crear un servicio que funcione para nuestros restaurantes, riders y clientes. Donde no podamos cumplir con esta responsabilidad en los niveles que deseamos y que merecéis, no desarrollaremos nuestra actividad”, asegura la nota.

España representa menos del 2% del valor bruto de transacciones (GTV) de Deliveroo

Es por esta razón por la que la compañía ha iniciado el proceso de retirada. Además, según ha señalado Deliveroo, que opera en una docena de países, España representa menos del 2% de su valor bruto de transacciones (GTV).

La plataforma considera que mantener una posición de primer nivel en España requeriría un nivel de inversión “muy elevado con un rendimiento potencial “muy incierto”, lo que podría afectar a su viabilidad económica.

El objetivo de Deliveroo pasa por ampliar su cuota de mercado en nuevas ciudades, así como también en las que ya desarrolla la actividad. En ahí dónde quiere “centrar las inversiones y los recursos” para continuar el crecimiento de su red de consumidores, restaurantes y riders

Noelia Tabanera