Patrocinado por

El Corte Inglés amenaza con aplicar la reforma laboral si no hay suficientes voluntarios para su ERE

Los grandes almacenes ofrecen 25 días por año trabajado hasta un máximo de 15 mensualidades para los que se quieran adscribir al ajuste

Varias personas esperan para entrar a El Corte Inglés de Las Palmas de Gran Canaria. Foto: Efe/Elvira Urquijo A

El Corte Inglés inicia la discusión de su expediente de regulación de empleo (ERE) con la amenaza de mano dura. Tras varias reuniones de análisis y presentación, empresa y sindicatos dieron por inauguradas las hostilidades este jueves, cuando se abrió el melón de las indemnizaciones para los 3.000 afectados por el plan de despidos. La compañía dio el aviso: las bajas que no sean voluntarias tendrán la compensación que marca la reforma laboral.

Según comunicaron los cuatro sindicatos presentes en la negociación —UGT, CCOO, FASGA y FETICO–, la organización que preside Marta Álvarez presentó una oferta inicial de 25 días por año trabajado con un límite de hasta 15 mensualidades. La propuesta es solo válida para aquellos empleados que se presenten voluntarios.

Además, solo podrá presentarse el personal de áreas y centros que van a sufrir los procesos de reorganización, con un mes de tiempo para plantearse la decisión. Si El Corte Inglés no llegara a lograr las 3.000 adscripciones se procederá al despido de los trabajadores necesarios a los que se les concederá una indemnización de 20 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades. Es decir: el mínimo que marca la reforma laboral.

Tras meditar la oferta, los sindicatos tacharon esta medida de “alejada de la realidad, ridícula y fuera del mercado” y exigieron a la empresa indemnizaciones de 36 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades tanto para el personal adscrito voluntario como forzoso. También solicitaron que todos los trabajadores puedan adscribirse de forma voluntaria al proceso de ERE.

Con las posturas todavía alejadas, los sindicatos recordaron que el hecho de hablar, de momento, de un proceso voluntario “no es justificación para convertirlo en una negociación de menor cantidad indemnizatoria para las personas trabajadoras”.

El espejo del ERE de Dia

La oferta de los grandes almacenes está hoy lejos de lo que esperan obtener desde el comité de empresa, que toman como ejemplo el acuerdo firmado por los supermercados Dia en 2019. La cotizada española indemnizó a los trabajadores con 33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades. Además, abrió la puerta a recolocar parte de la plantilla a nuevos puestos dentro de la propia empresa.

En la búsqueda de empleo para los afectados sí que las dos partes de la mesa están más cerca. Como explicó Economía Digital, la compañía estudia las propuestas de LHH, Randstad y Manpower para la recolocación del personal impactado por el plan.

La organización que preside Marta Álvarez aseguró que no pretende afrontar jubilaciones anticipadas. “Se quiere garantizar que los colectivos a proteger son aquellos que tienen más difícil su integración en el mercado laboral”, comunicó. De este modo, ni los mayores de 50 años, ni el personal eventual o con contratos de relevo ni los que trabajan días sueltos se verán afectados por el ERE.