El Corte Inglés destinará 90 millones a incentivos para su plantilla

En el nuevo acuerdo de comisiones, los grandes almacenes se comprometen con los sindicatos en mantener la misma bolsa de bonificaciones que repartió en 2019

Uno de los centros comerciales de El Corte Inglés, durante las rebajas de verano. /EFE

El Corte Inglés y los sindicatos ultiman un acuerdo para cerrar el nuevo plan de incentivos para los vendedores de la compañía. La mesa de negociación alrededor del paquete de comisiones que entrará en vigor en 2022 aprobará previsiblemente el próximo lunes el programa, que promete mantener la misma cantidad que destinaba a esta partida antes de la pandemia. En 2019, la cifra superó los 90 millones de euros; un número que se comprometió a igualar el año que viene.

Un comunicado emitido por el comité de empresa garantizó que los grandes almacenes mantendrá “la misma inversión”. “Existe el compromiso de destinar el montante total de incentivos del 2019 y, además, incrementarlo para la inclusión de nuevos colectivos”, explicó el comunicado firmado por Fasga, Fetico, UGT y CCOO.

Fuentes inmersas en las negociaciones cifran en “algo más de 90 millones” el gasto en comisiones por ventas en 2019. Es la cantidad mínima que El Corte Inglés se ha comprometido a pagar a partir de 2022 en su camino por hacer “más transparente” el sistema de incentivos para sus vendedores.

“Queremos que el nuevo sistema sea motivador y claro, que se pueda entender para que todos los trabajadores sepan en todo momento los importes que van a cobrar”, pidieron los representantes de los trabajadores.

Los 90 millones incluso se podrían incrementar gracias a la ampliación del personal que se podrá beneficiar del nuevo programa de comisiones. A partir de ahora, los trabajadores de la sección de productos perecederos de los supermercados, los de la división de platos preparados y los del Club del Gourmet se podrán acoger al paquete de retribuciones.

La organización se comprometió a liquidar las comisiones a final de mes con tal de clarificar su cobro para la plantilla.

Además, la compañía presidida por Marta Álvarez advirtió de que se suprimirán los criterios de territorialidad –los incentivos eran diferentes según la región– y estacionalidad –época del año–. Los sindicatos representados en la mesa de negociación se mostraron partidarios de este cambio con tal de “simplificar” la estructura actual.

El mínimo sin comisiones para los vendedores de El Corte Inglés

La principal diferencia hasta ahora entre empresa y sindicatos estaba en que parte de las ventas estuvieran exentas de comisiones. A falta de pocos flecos para cerrar el acuerdo, el pacto contemplaba que se quedarán fuera del sistema de bonificaciones los primeros 30 euros que le tocarían a cada vendedor.

“El sistema hace que el mínimo exento baje desde una venta media exenta de 10.000 euros mes a tener tan solo que vender unos 970 euros mes para poder cobrar”, explicaron los sindicatos.

Sin embargo, el comité de empresa no consiguió que el plan incluyese al personal dedicado al negocio online, que no puede beneficiarse de los incentivos que sí tienen los vendedores en tienda física.

Carles Huguet