El Corte Inglés opta a 4.000 millones de los fondos europeos

Los grandes almacenes contratan a Deloitte y PwC por cuatro proyectos vinculados al turismo, la digitalización, la logística y las energías renovables

El Corte Inglés mueve ficha para pescar entre los fondos europeos. Los grandes almacenes españoles quieren captar hasta 4.000 millones de euros de los 140.000 millones que pondrán rumbo a España con tal de desarrollar cuatro proyectos vinculados al turismo, la logística, las energías renovables y la digitalización.

La compañía contrató a Deloitte y PwC para que lo asesoren con el póker de iniciativas que tiene en marcha a la hora de presentarlo al Gobierno, según avanzó El Confidencial.

De este modo, Deloitte estaría asesorando al proyecto vinculado con el mundo del turismo, precisamente uno de los puntos en los que más sufre la compañía. Además de contar con la agencia de viajes líder, El Corte Inglés también se beneficiaba de las abultadas ventas que realizaba a compradores extranjeros, especialmente chinos, rusos y árabes, que representaban una facturación de unos 2.500 millones

Mientras PwC dirige las ideas puestas en marcha en los campos de energías renovables, digitalización y logística. La primera, pretende sustituir las fuentes de energía que alimentan sus centros comerciales por electricidad verde producida por la propia empresa.

La firma también busca el modo de reutilizar sus embalajes y modernizar los frigoríficos de sus centros para rebajar el consumo de agua.

En el campo de la logística, la empresa trata de hacer frente al gigante Amazon. Por ello, lanzó el pasado septiembre una aplicación con tal de competir con Amazon Prime y dejar atrás definitivamente los problemas sufridos durante la primera oleada del coronavirus.

El Corte Inglés logrará las ayudas necesarias

Pero la empresa que preside Marta Álvarez sabe que no puede hacerlo sola. Desde hace meses busca un socio con el que gestionar los envíos masivos a los que está sometida por los nuevos hábitos de consumo. Para lograrlo, contrató a Goldman Sachs y AT Kearney.

Debido a que está considerada como una empresa sistémica y con hasta 80.000 trabajadores en nómina, el sector da por hecho que El Corte Inglés logrará, en parte o en su totalidad, las ayudas demandadas.

La organización logrará así el oxígeno necesario después de un 2020 complicado. En los primeros seis meses de su ejercicio,  los grandes almacenes registraron un Ebitda negativo de 131 millones de euros ​frente a las ganancias brutas de 440 millones obtenidas en el mismo periodo del año anterior.

La compañía sufrió un desplome de las ventas, que pasaron de 7.328 millones de euros en los primeros seis meses de 2019 a 4.489 millones en el mismo periodo de 2020; un descenso del 38%.