El Gobierno amplía hasta diciembre todas las líneas de avales del ICO

El Estado prorroga dos meses el plazo para solicitar el aval público a las emisiones de pagarés del Mercado Alternativa de Renta Fija (Marf)

Las empresas recibirán una nueva inyección de liquidez. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha ampliado hasta el 1 de diciembre el plazo para solicitar el aval público a las emisiones de pagarés del Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf). Así, este organismo concede una prórroga de dos mes para acceder a este plan dirigido a impulsar a las empresas ante la pandemia de coronavirus, según ha adelantado El Confidencial.

El Estado aprobó destinar 4.000 millones de euros para esta línea de avales. Desde julio, diez compañías han recibido en conjunto 2.400 millones de euros de esta cantidad. Son El Corte InglésTubacex, Nexus Energía, Vocento, Aedas Homes, Sacyr, Pryconsa, Audax Renovables, Pikolin y Hotusa. Para poder solicitar este ayuda, las compañías deben pagar un 0,3% en las emisiones hasta un año, y el 0,6% en las de hasta dos años.

En un principio la fecha límite para acogerse a este aval era próximo 30 de septiembre. Pero el interés mostrado por las empresas hasta ahora ha provocado que al instituto público prorrogue este plazo, ha informado el citado diario.

Esta ampliación viene acompañada también de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de incluir el Marf dentro de los mercados elegibles por el organismo comunitario. El Marf es el principal comprador de renta fija, por lo que el hecho de que pueda adquirir las inversiones de este mercado supone un aspecto positivo en un momento de crisis económica.

Además de aportar liquidez y financiación a las compañías, recibir el aval del ICO supone contar con la garantía pública, por lo que aumenta el interés de los inversores, lo que todavía impulsa más a las empresas.

El Corte Inglés consigue 1.000 millones para emitir deuda

Entre las empresas beneficiarias de estos avales se encuentra El Corte Inglés. La cadena de grandes almacenes informó hace una semana a través de un suplemento al documento de su programa de pagarés registrado en el BME. En este informe recalcaba que el importe de la financiación obtenida a través de los pagarés avalados se destinará exclusivamente a atender las necesidades de liquidez derivadas del impacto económico de la Covid-19.

Entre otras cuestiones, este dinero tendrá que ser destinado para pagar las nóminas de los empleados, la gestión de facturas a proveedores, necesidades de circulante y vencimiento de obligaciones tributarias y financieras corrientes u otras necesidades de liquidez en general con vencimientos posteriores al 17 de marzo de 2020.