Patrocinado por

El maratón judicial de Florentino Pérez: se enfrenta a 500 millones en demandas

ACS tiene tres pleitos pendientes entre junio de 2021 y mayo de 2022 por las autopistas radiales de Madrid, R-2, R-3 y R-5

El presidente de ACS, Florentino Pérez tendrá que hacer frente a un maratón judicial en los próximos doce meses. Las primeras batallas que debe librar son la de las autopistas radiales de Madrid, la R-3 y la R-5 en junio y noviembre. La segunda, en mayo de 2022, sobre la R-2.

Las sociedades titulares de estas autopistas reclaman algo menos de 1.900 millones de euros a los socios y casi 500 corresponden a ACS, según explica la empresa en su informe anual.

También aquí destaca que los tiene provisionados en las cuentas de 2019 y 2020, y que todos los litigios que tiene pendiente “en número, pueden ser significativos” pero son de importes “poco relevantes” si se tiene en cuenta el tamaño del Grupo ACS.

Y es que la constructora, también tiene pleitos pendientes por la línea 2 del Metro de Lima y estima que el laudo arbitral podría emitirse durante el primer semestre de este ejercicio. Además de los varios expedientes sancionadores que le tiene abierta la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia.

Nueve años desde la quiebra de Alazor

Las concesionarias de las autopistas de peaje R-3 y R-5 de Madrid, Accesos de Madrid y Alazor Inversiones, se declararon en concurso de acreedores en 2012. Estas sociedades estaban participadas por cuatro compañías: Abertis, que poseía un 35%; Sacyr, un 25%; ACS y Bankia que contaban con un 20%.

El grupo de Florentino Pérez detalla que en octubre de 2013, los fondos que tenían la deuda de estas autopistas interpusieron una demanda declarativa a los accionistas. Ellos la desestimaron, pero estas entidades financieras formularon una nueva demanda.

La misma fue notificada a ACS en enero de 2019 y en ella invocan a la cláusula segunda del contrato de apoyo de accionistas para reclamar a los accionistas de Alazor y sus respectivos garantes el pago de 757 millones de euros (169 millones de euros corresponderían al Grupo ACS).

El pasado 8 de marzo se celebró la audiencia previa, el Juzgado de 1ª Instancia nº 13 de Madrid ha fijado la celebración del juicio para el día 29 de noviembre de 2021.

Por otra parte está la demanda ejecutiva, notificada en febrero de 2014. Esta se basa en la cláusula cuarta del contrato de apoyo de accionistas. ACS señala que, el despacho de ejecución quedó sin efecto y fueron devueltos 278,37 millones de euros consignados en la cuenta del Juzgado (87,85 millones a ACS).

Los accionistas reclamaron entonces 31,71 millones de euros como compensación de los daños y perjuicios ocasionados (11,32 millones de euros corresponderían al Grupo ACS).

Los fondos reclaman a ACS 133 millones en el juicio del 16 de junio

A la vista de la oposición de los fondos, explica la compañía, el Juzgado de 1ª Instancia nº 51 de Madrid designó perito de oficio y celebró vista oral con el 10 de marzo de 2021, dictando sentencia un día más tarde.

El fallo reconoce una indemnización a los accionistas de Alazor de 26,19 millones de euros (11,30 a ACS) y condena a los fondos al pago de las costas.

En este punto, la constructora de Florentino Pérez indica que, los fondos formularon una segunda demanda, esta vez declarativa, mediante la que reclaman a los accionistas y sus respectivos garantes el pago de 562,5 millones de euros (133 millones de euros serían de ACS).  

Esta fue notificada al Grupo en mayo de 2019. La audiencia previa se celebró el 16 de diciembre de 2020 y el juicio está previsto para el próximo 16 de junio.

La R2 también quiebra

La historia no acaba ahí, Henarsa e Irasa, las concesionarias de la autopista de peaje R-2 de Madrid, donde el Grupo ACS era inversor, también quebraron.

Los fondos acreedores interpusieron entonces una demanda declarativa en la que, invocando la cláusula segunda del contrato ya mencionado, reclamaban a los accionistas y sus respectivos garantes el pago de 551,50 millones de euros (193 millones corresponderían a ACS) para atender sobrecostes de obra y expropiaciones.

La audiencia previa se celebrará el 7 de febrero 2022 y el juicio verbal el día 23 de mayo.

El Grupo que preside Florentino Pérez recuerda que los concursos de acreedores de Henarsa, Irasa, Accesos de Madrid y Alazor se declararon todos ellos fortuitos.

Desde 2018, la explotación de las autopistas R2, R3 y R5 pertenecen al Estado, la gestión la lleva a cabo el Ministerio de Fomento a través de la SEITTSA, en virtud de un convenio suscrito en agosto de 2017 que ha sido prorrogado hasta el año 2022.