Patrocinado por

Florentino Pérez y los Benetton recortan los dividendos de Abertis

La compañía de infraestructuras limita a 601 millones de euros el dividendo que pagará a ACS y Atlantia

Jose Aljaro, consejero delegado de Abertis. EFE

La crisis económica del coronavirus ha forzado a Abertis a ahorrar en el reparto de sus dividendos para este año, lo que condicionará directamente el beneficio de sus dos principales accionistas, Florentino Pérez (ACS y Hochtief) y los Benetton (Atlantia). La compañía de infraestructuras ofrecerá 0,66 euros por cada acción hasta alcanzar un desembolso final de 601 millones de euros.

Los datos chocan con los dividendos marcados en el curso anterior cuando la compañía estableció un valor de 0,96 euros brutos por acción, que se tradujo en un monto de 875 millones de euros. La cantidad se ha reducido más de un 31% después de un año marcado por la pandemia de coronavirus.

Abertis ha trasladado el documento a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el que se revelan los principales acuerdos adoptados en la última reunión de su Junta de Accionistas. Eso sí, no se concreta si el pago del dividendo se hará todo de una vez ni en qué fecha.

La estrategia responde a la hoja de ruta marcada por la empresa en noviembre de 2020. En plena segunda oleada de casos de la Covid-19, el gigante de las autopistas acordó fijar el nivel de los dividendos en un máximo de 600 millones de euros anuales durante el 2021 y el 2022 para acompasarse a la nueva realidad financiera.

En el último año, Abertis sí que mantuvo el dividendo acordado en 0,96 euros por acción aunque esperó hasta finales de año para entregar el dinero a sus accionistas.

La Junta de Accionistas también ha acordado delegar en el Consejo de Administración la potestad de emitir obligaciones convertibles en acciones por un importe de hasta 5.000 millones de euros anuales o su equivalente en otra moneda.

Abertis echa el freno tras un año negro por la Covid-19

La decisión de Abertis responde a la crisis económica que ha despertado la pandemia de coronavirus. La compañía cerró el 2020 con unas pérdidas de 392 millones de euros, como consecuencia de la reducción de tráfico en todos sus mercados. Un dato que contrasta con los 352 de beneficio del 2019.

Peaje de Martorell, gestionado por Abertis, que desaparecerá en septiembre. EFE

En España el tráfico de sus autopistas cayó un 31% a lo largo del año como consecuencia de las duras restricciones de movilidad que han imperado en diferentes momentos del año, especialmente durante la declaración del primer estado de alarma. La caída es prácticamente idéntica en Italia (28%) y algo más moderada en México (12%) o Brasil (7%) que adoptaron medidas mucho más laxas para frenar el coronavirus.