Foment califica de “asfixiante” y “confiscatoria” la política fiscal en Cataluña

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, subraya que la región necesita "una fiscalidad competitiva" para convertirse en la "locomotora económica" del Estado

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. Foment

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha calificado de «asfixiante» y «confiscatoria» la política fiscal en Cataluña. Por ello, ha insistido en que la región necesita «una fiscalidad competitiva» para convertirse en la «locomotora económica» del Estado.

“La realidad de la política fiscal en Cataluña, si sumas la del Estado más la de la Generalitat, es asfixiante” y “confiscatoria”, ha criticado en un encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Barcelona.

En este contexto, ha reclamado una “reforma fiscal integral” en el Estado español para la que Foment ha elaborado un estudio, pero que “ya depende” de la administración estatal y autonómica.

Igualmente, ha avisado de que elevar los impuestos en el contexto actual sería “un planteamiento totalmente equivocado” y, en su defecto, ha urgido al Gobierno central a implementar medidas de “fiscalidad competitiva” para, precisamente, favorecer la competitividad de la economía.

De hecho, ha defendido que países como Alemania o Francia han impulsado políticas de reducción de impuestos, mientras que en situaciones de crisis España los incrementa, lo que ha tildado de “planteamiento totalmente erróneo”.

También ha pedido la supresión del impuesto de patrimonio, recordando que el Tribunal Constitucional está pendiente de fallar sobre un recurso de inconstitucionalidad sobre la regulación actual de este tributo.

“El impuesto de patrimonio es un impuesto confiscatorio”, ha aseverado Sánchez Llibre, quien ha dicho que no existe en “casi ningún país del mundo”. Al hilo, ha augurado que si desapareciera este tributo “muchos problemas políticos y económicos” entre Cataluña y el Estado “desaparecerían”.

También ha demandado “un tipo competitivo” para el impuesto de donaciones y sucesiones, explicando que “lo más fácil” es pedir su supresión, pero se ha mostrado comprensivo con las “necesidades financieras” del Govern de la Generalitat.

Luchar contra la economía sumergida

Además, ha instado al Gobierno a plantear una “estrategia bien dirigida” para luchar contra la economía sumergida y ha recordado que recientemente esta patronal realizó un informe con propuestas para conseguir que en cuatro años, tanto en Cataluña como en España, se pueda reducir la economía sumergida del 25% al 15%. S

“Es el momento de tomar este tema con la máxima seriedad”, ha apuntado el presidente de Foment, quien ha añadido que si no se alcanza esta meta se están perdiendo unos 36.000 millones de euros de recaudación las administraciones.

En cuanto a la subida de los tipos de interés que acometerá próximamente el Banco Central Europeo (BCE), el presidente de Foment ha subrayado que en el “momento” actual de elevada inflación “lo que interesa es gastar menos y ahorrar más”.

Asimismo, ha advertido de que “probablemente” el BCE “va a comprar menos deuda pública” del Estado español de lo que lo ha hecho en los últimos años, por lo que ha indicado que el Gobierno debería “plantearse un proceso de consolidación fiscal muy importante” y ha destacado que el déficit de España es superior al de los países europeos.