Patrocinado por

La Fiscalía Anticorrupción quiere imputar a Sánchez Galán (Iberdrola) por el caso Villarejo

También se pide investigar a otros cargos de la compañía como Francisco Martínez Córcoles, Fernando Becker y Rafael Orbegozo

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola. EFE

La Fiscalía Anticorrupción quiere imputar al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, por el caso Villarejo. Así lo ha hecho saber este martes al titular del juzgado central de instrucción nº 6, Manuel García Castellón, en un escrito.

La causa investiga si la compañía contrató los servicios del excomisario José Villarejo para espiar al presidente de ACS, Florentino Pérez, entre otros. 

Según explica la Agencia Efe, en el documento también se pide investigar al director general de negocios de Iberdrola, Francisco Martínez Córcoles; al que fuera presidente de Iberdrola España, Fernando Becker, y al ex jefe del Gabinete de Presidencia de la eléctrica, Rafael Orbegozo. 

La pieza 17 del caso Villarejo se centra en la contratación del excomisario por parte de Iberdrola para llevar a cabo labores de espionaje. Su caso es peculiar, porque se investiga si espió a la empresa que preside Florentino Pérez, ACS, ante el temor de que se hiciera con el control de la compañía.

La Audiencia Nacional sigue las prácticas de la empresa que dirige Ignacio Sánchez Galán desde octubre de 2019. En dos investigaciones internas, abiertas en noviembre de 2018 y julio de 2019, Iberdrola reconoció que se había contratado a Villarejo entre 2004 y 2017 para 17 servicios, pero siempre ha negado el espionaje a Florentino Pérez.

A diferencia de lo que ha ocurrido en BBVA, la eléctrica no está imputada pero si el jefe de seguridad de la compañía, Antonio Asenjo, al considerarle la persona responsable de hacer encargos a Cenyt a lo largo de los años. En este caso, se habría desembolsado 1,1 millones de euros.

En el inicio de esta investigación, Florentino Pérez decidió personarse en calidad de acusación particular con el objetivo de ejercitar “acciones penales y civiles” contra los que resultaran responsables. Apuntando desde el inicio al presidente de Iberdrola y a Villarejo.

El presidente de la constructora ha asegurado siempre ser una víctima de los encargos de Villarejo, e Iberdrola hace lo posible por expulsarle de la causa, pero la Audiencia Nacional mantiene su condición de perjudicado.

El pasado mes de mayo, Iberdrola envió un escrito al magistrado donde planteó la declaración voluntaria de todos los administradores y empleados, incluido Sánchez Galán, con el objetivo de acabar con las especulaciones.

Iberdrola cree que los competidores aprovechan para acabar con su reputación


 Y en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) denunciaba que la tramitación de esta pieza separada del caso Villarejo sobre los negocios del excomisario, “ha sido aprovechada por competidores que, directa o indirectamente, han atacado la reputación y buen nombre de la compañía”. 

Hasta la fecha, el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha imputado al expresidente de BBVA, Francisco González, al presidente de Repsol, Antoni Brufau y al expresidente de Caixabank, Isidro Fainé -actual presidente de Criteria Caixa-.