Patrocinado por

Los inversores portugueses ponen Toys ‘R’ Us a la venta tres años después de comprarla

Los propietarios de la cadena juguetera cuentan con valoraciones que rondan los 80 millones y ya recibieron algún acercamiento, que no llegó a buen puerto

Un establecimiento de Toys ‘R’ Us. EPA/Larry W Smith

Tres años después de hacerse con la filial española, el grupo portugués propietario de Toys ‘R’ Us en la Península Ibérica pone a la venta la compañía. La sociedad inversora Green Swan ha colocado en el mercado tanto los establecimientos como el negocio de la cadena juguetera, divididos en dos sociedades diferentes. La esperanza: obtener hasta 80 millones de euros.

Fuentes financieras explican a Economía Digital que el grupo lleva varios meses en venta. Por el momento recibió algunos acercamientos, pero no llegaron a buen puerto. Una de las propuestas estaba encabezada por accionistas de la cotizada española Nyesa, aunque finalmente no llegó a concretarse. Informalmente, las ofertas recibidas rondaron los 60 millones de euros.

Toys ‘R’ Us cuenta ahora mismo con 55 tiendas entre España y Portugal. Aunque acometió desinversiones a lo largo de los últimos años, 16 todavía son de su propiedad. “Es el principal activo que tienen; cuentan con centros con muy buenas ubicaciones”, explican las voces consultadas.

Toys ‘R’ Us cerró 2020 con unas ventas de 115 millones de euros

Con aproximadamente 1.000 trabajadores, la empresa cerró el año 2020 con unas ventas de 115 millones de euros. Antes de la pandemia, la cifra era de 125 millones y los cálculos internos elevan la cifra de negocios hasta los 135 millones de euros en 2021.

El conglomerado dirigido por Paulo Sousa aspira a una remontada durante este año tras la inversión acometida para transformar las tiendas que posee. “Esto antes era como un supermercado, ahora es todo muy de tocar, de experimentar”, señalaba el dirigente portugués en la presentación del nuevo enfoque.

Además, la empresa acometió a lo largo del último año una inversión tecnológica que le ayudó a aprovechar el boom del comercio online. Según las fuentes consultadas, las ventas por internet crecieron un 15% en 2020 respecto al ejercicio previo al coronavirus.

El acuerdo con Sports Direct

Green Swan busca así un inversor meses después de haber alcanzado un acuerdo con la cadena deportiva británica Sports Direct para deshacerse de seis locales comercials por 34 millones de euros. Con el músculo obtenido, la juguetera desplegó el nuevo modelo de tienda por la Península Ibérica.

Los establecimientos afectados eran algunos de los mejores con los que contaba Toys ‘R’ Us. A través de la fórmula de Sale & Leaseback, la firma pasó a ser inquilina de la mitad de los metros cuadrados –la otra mitad se la quedó Sports Direct– de las tiendas de Alcobendas (Madrid), Sant Boi (Barcelona), Granada, Valencia, Málaga y Pamplona.

La crisis mundial de Toys ‘R’ Us en 2018

El capital portugués se hizo con Toys ‘R’ Us España en verano de 2018 aprovechando la quiebra de la matriz estadounidense. El conglomerado americano había comunicado en marzo que iba a vender o cerrar todas sus tiendas en Estados Unidos y liquidó su negocio en el resto del mundo, incluidas las 53 tiendas de España, que daban empleo a 1.600 trabajadores.

El auge de Amazon y el desplome del retail en todo el mundo, que golpeó primero en Estados Unidos, impidieron que la empresa saliera de la protección por bancarrota (figura similar al concurso de acreedores) que presentó en septiembre de 2017 en su país de origen.

Las primeras tiendas en cerrar fueron las del Reino Unido, que bajaron la persiana a mediados de año. El lastre de la elevada deuda del grupo y los cambios en los hábitos del consumidor obligaron al gigante de la juguetería a poner punto y final a su trayectoria tras medio siglo de actividad.

En España, la empresa entró en concurso de acreedores hasta que fue adquirida por inversores portugueses con el apoyo del fondo de inversión Incus. El grupo estaba encabezado por el actual consejero delegado, Paulo Sousa.

Carles Huguet