Patrocinado por

Los sindicatos rompen con Acciona y paralizarán la fábrica de Nissan

Los sindicatos hacen un llamamiento para impedir que la fábrica de Nissan abra en la Zona Franca de Barcelona e inician una "guerra social"

Protesta de los trabajadores de Acciona en la fábrica Nissan de Barcelona contra el ERE. EFE

No hay acuerdo entre Acciona y los sindicatos en la Zona Franca por los despidos derivados del cierre de Nissan en Barcelona. Tras la reunión infructuosa de la noche del viernes, el comité de empresa advirtió durante la madrugada de qué se avecinaba.

En un escueto pero contundente comunicado, los representantes de los trabajadores informan que la dirección de Acciona e Inspección de Trabajo han dado por cerrado el periodo de consultas y solo les dejan dos caminos: la vía judicial y dar inicio a una “guerra social”.

El primer paso será la paralización de la fábrica de Nissan. Se ha convocado a toda la plantilla de Acciona a las 5h de la mañana del próximo lunes 28 de septiembre. “¡No hay soluciones, no hay producciones!!”, reza el comunicado en su mensaje final.

Acciona – sindicatos- Nissan, sin acuerdo tras la reunión de madrugada

El aviso del comité de empresa de Acciona revela que tras la reunión durante la noche del viernes no se ha alcanzado ningún acuerdo. Los últimos acontecimientos se remontan a principios de semana, cuando Acciona trasladó que había conseguido que Nissan se implicara en la negociación del despido colectivo de 500 personas, tal como había reivindicado.

Nissan había decidido sentarse en la negociación entre Acciona y sindicatos

Uno de los grupos que lo celebró fue el Colectivo Ronda, que asesora al comité de Acciona en Nissan y ha presentado la demanda por cesión ilegal de trabajadores interpuesta por más de 300 empleados. Su abogado, Josep Pérez, considera que el proceso “inevitablemente” se hubiese judicializado (como así será ahora) en el caso de no haber logrado dicha prórroga para las negociaciones. 

La raíz del conflicto 

La paralización de la fábrica de Nissan en Barcelona por parte de los trabajadores de Acciona tiene su origen en el cierre previsto por la empresa japonesa para 2021. La firma automovilística sabe que su tiempo en la Zona Franca está determinado, pero ha podido acordar con sus trabajadores condiciones favorables, como el hecho de que hasta el adiós definitivo no se produzcan despidos traumáticos. 

Sin embargo, los trabajadores de Acciona, su principal subcontrata en la misma fábrica (cubre la logística en el interior de las plantas), no solo no se han beneficiado de esas condiciones, sino que han visto cómo Acciona rompía anticipadamente su acuerdo con la firma japonesa y empezaba a tramitar un ERE para 500 personas.

“La sorpresa ha sido que han pasado de decir que han roto el contrato con Nissan sin aportar ninguna documentación a anunciar un expediente que afectará a toda la plantilla de Zona Franca y Sant Andreu de la Barca”, destacó el comité de empresa en su primer comunicado.

Nissan contesta a Acciona

Ahora, tras lo sucedido, Nissan ha lanzado un comunicado este sábado, en el que ha vuelto a reiterar que el origen del conflicto de Acciona con sus trabajadores “parte de su decision unilateral, y sin previo aviso, de resolución del contrato con Nissan Ibérica el pasado 10 de agosto de 2020”.

Esta decisión unilateral “ha abierto un conflicto de consecuencias muy perjudiciales tanto para sus trabajadores como para Nissan Ibérica”.

Nissan asegura que ha ofrecido un nuevo contrato a Acciona, pero ésta lo ha rechazado

La dirección de Nissan ha intentado llegar a puntos de encuentro con la dirección de Acciona, según añade el comunicado, para poder buscar “una solución a tan difícil situación ofreciendo la posibilidad de suscribir un nuevo contrato con duración hasta 31 Diciembre de 2021”. No obstante, esta propuesta ha sido “rechazada” por la direccion de Acciona, cerrando así la oportunidad de llegar a una solución favorable para las partes.

“Lamentando mucho la decisión de Acciona, la única opción viable para Nissan es prepararse para la internalización de los servicios que hasta el 10 de agosto de 2020 nos venía prestando Acciona, cuyo contrato fue injustamente resuelto por su parte”.

Generalitat y Gobierno, desaparecidos

A lo sucedido hay que sumar la inacción de las administraciones. Ni Generalitat ni Gobierno han movido un solo dedo para mediar en el conflicto, tal como explicaron trabajadores esta semana en conversación con Economía Digital. Tanto desde  el comité de empresa como desde el bufete de abogados Col·lectiu Ronda la sensación compartida era que ninguno de los dos Ejecutivo habían hecho “absolutamente nada”. “No se ha convocado ni siquiera una mediación”, criticaron.

El enfado se trasladó durante el fin de semana en la barcelonesa plaza Cataluña, en una acampada llevada a cabo con la intención de quedarse allí hasta el día en el que finalizara el periodo de consultas.