Mapfre avisa: los accidentes se disparan y los clientes asumirán los gastos

La inflación, el incremento en el número de siniestro y el aumento de las cuantías de las indemnizaciones a los afectados por los accidentes de tráfico motivarán una subida de las primas

El presidente de MAPFRE, Antonio Huertas. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Desde el pasado mes de octubre, son más elevadas las cuantías de las indemnizaciones por los daños y perjuicios causados a las personas afectadas por accidentes de circulación, establecidas en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor.

Cabe destacar que la medida entró en vigor después de que el Consejo de Ministros aprobara un real decreto y fuera publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). A través de esta acción el Gobierno se propuso «reforzar y mejorar de forma generalizada» los derechos de las víctimas de accidentes de tráfico. Y es que, la modificación supone un incremento de las indemnizaciones en beneficio de las víctimas y perjudicados, especialmente para los lesionados más graves.

Actualización de las indemnizaciones a las víctimas de tráfico

La ley recoge la hipótesis de cálculo para las cuantías de las indemnizaciones, cuya actualización en el caso de las indemnizaciones básicas es automática. Para los lesionados más graves es necesaria una actualización periódica, que es la que se aborda en el real decreto aprobado, para adaptarlas a la evolución socioeconómica, incluyendo la necesaria reparación económica justa de las víctimas.

Además, de forma específica, se incrementan las indemnizaciones por lucro cesante, aumentando las cuantías que percibirían tanto las personas que dependen económicamente de la víctima en caso de fallecimiento en accidente de circulación (cónyuge, hijos, padre, hermanos, abuelos, nietos y allegados), como las que recibiría el propio lesionado si el accidente le causara incapacidad permanente.

Accidente de tráfico. EFE/Sxenick

Asimismo, se actualizan e incrementan las indemnizaciones en caso de necesidad de que el accidentado requiera la ayuda de terceras personas como consecuencia del siniestro.

Con estas modificaciones se actualiza el sistema de indemnización a las víctimas de tráfico, que en España se fija a través de un método de valoración de carácter legal (baremo), «muy protector» de las víctimas, con la participación de una Comisión de Seguimiento en la que están todas las partes implicadas, con especial presencia de las asociaciones de víctimas.

Subida de las primas de los seguros

Como es de esperar, la puesta en marcha de esta medida no ha sido bien recibida por el sector de los seguros. La entrada en vigor del decreto, sumado a una creciente inflación y una subida en el número de siniestros, impactarán en el negocio de estas compañías. Al respecto, Mapfre ha advertido que las aseguradoras se verán en la obligación de trasladar el efecto de las nuevas cuantías en las primas que cobran a sus clientes, tal y como recoge el diario Expansión.

«Cuando se aprobó el primer incremento del baremo hace cinco años fue un verdadero golpe para la industria y hubo dos o tres años en los que la prima promedio creció», recuerda el director financiero de Mapfre, Fernando Mata, para luego añadir: «Ahora deberíamos esperar que ocurra esto mismo en 2023 y tal vez incluso en 2024».

Tras dejar bien claro que no existe «una reducción de gastos internos posible que pueda contrarrestar esto», ha aseverado: «Está bastante claro que debe ir directamente a las primas». Así, ha planteado: «Si al final el incremento promedio es superior al 8%, será un aumento significativo en los costes extremadamente difícil de asumir con eficiencia». Y ha zanjado: «Hay que trasladarlo a la tarifa».

Avatar