Navidul busca el pelotazo tras la crisis del jamón polaco

El fabricante del grupo Campofrío aspira a vender casi el 70% de su producción de jamón ibérico en las semanas previas a Navidad

Diciembre es el mes decisivo en el sector español del jamón, porque es cuando se disparan las ventas. Muchos consumidores están buscando el producto que se ajuste a sus necesidades (y presupuestos) para que este popular alimento no se ausente en las actividades de Navidad y fin de año. Pero quienes, por ejemplo, buscan información en internet sobre la marca comercial Navidul están encontrando algo que no habían visto el año pasado, dado que es un escándalo que se destapó hasta hace un par de meses.

Navidul suele promocionar su jamón curado Cuatro Estaciones como el “más vendido” en España. No obstante, el pasado mes de octubre Economía Digital desveló que la empresa –parte del grupo Campofrío– ha puesto a la venta jamones curados elaborados con materia prima proveniente de mataderos de países como Polonia, Alemania y Hungría, sin recoger esta información de trazabilidad en su etiquetado, como exigen los reglamentos comunitarios cuando se pueda inducir a error al consumidor.

Tras insistir en declaraciones a este medio que su etiquetado es imperfectible y que cumple con todas las normativas vigentes, Navidul ha ignorado sistemáticamente esta controversia. La compañía de Campofrío ha intentado hacer borrón y cuenta nueva, pese a que este periódico también ha desmontado los trucos de su línea de “jamones de Extremadura” y señalado sus trampas para burlar la norma de calidad del jamón ibérico. Y ahora, en la cuenta atrás para Navidad, intenta acallar el ruido con una agresiva campaña.

Navidul se prepara para vender el 70% de su producción

El fabricante cárnico ahora mismo apuesta todas sus fichas a la campaña navideña, con la que no solo espera superar la crisis del jamón extranjero sino también disparar las ventas. Desde el departamento de comunicación de Navidul confirman que la intención para esta temporada es vender “cerca del 70% de la producción anual de jamón ibérico que sale de los secaderos” de la empresa en las semanas previas a Navidad, sin mencionar siquiera los jamones curados que le pusieron en el centro de la polémica.

Pero sus ibéricos también se promocionan mediante métodos cuestionables. La empresa no escatima en el uso de la leyenda “elaborado en Extremadura”, a pesar de que no está adscrita a la Denominación de Origen Protegida (DOP) Dehesa de Extremadura. Por si fuera poco, muchos de estos jamones “extremeños” se envasan en Toledo (Castilla-La Mancha), algo que fuentes anónimas del consejo regulador de la DOP han criticado por considerarlo un uso indebido del nombre y prestigio de Extremadura.

Eso no es todo: Economía Digital también ha publicado imágenes de jamones de cebo ibérico, de 50% raza ibérica, que se han comercializado con precintos o bridas de color negro, cuando este tipo de jamón debe llevar precintos blancos, según la norma de calidad. Esas bridas negras ni siquiera eran de norma, sino elaboradas por el fabricante, lo que supone un problema de mayor envergadura dado que estos elementos distintivos oficiales deben ir por ley en la parte superior de la caña.

Sin hacer reparo en estas irregularidades, Navidul se mantiene firme en su objetivo de repetir el pelotazo navideño de otros años. En una nota de prensa, Juana Manso –la directora del fabricante– ha confiado en que una “buena parte” de las “400.000 piezas de jamón y paletas ibéricas” que salen de sus secaderos en Extremadura “se consumirán en España durante los próximos meses, ya que el jamón ibérico es un valor seguro en cualquier mesa navideña”.

Para lograrlo ya ha activado una agresiva campaña de publicidad en televisión, radio, internet y prensa, aunadas a una vehemente estrategia comercial con descuentos y promociones en diversas cadenas de supermercados. Como parte de la campaña ha lanzado ya un anuncio televisivo en el que insta a los consumidores y chefs “amateurs” a pasar de las recetas de alta cocina esta Navidad y optar por el sabor “sencillo” de su jamón.