NeWind Foods se alinea con los objetivos ODS de la Agenda 2030

La primera marca de productos de proteína vegetal 100% de España marca su hoja de ruta en sostenibilidad, salud, bienestar, producción y consumo responsable

Imagen de presentación de los productos 100% proteína vegetal de NeWind Foods

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados en la Agenda 2030 se han convertido ya en la hoja de ruta que seguirán las grandes potencias del mundo para poner fin a la pobreza y proteger el planeta. Un cambio que cada vez han integrado más empresas de diferentes sectores, especialmente las que han despegado al calor de las nuevas metas.

Esta realidad ha condicionado el crecimiento y el foco del negocio de compañías como NeWind Foods, que han iniciado su aventura en pleno debate sobre la sostenibilidad. La primera marca de productos de proteína vegetal 100% de España vio la luz en la primavera y ya ha ajustado los criterios de la agenda mundial a su propia filosofía.

La compañía de alimentación burgalesa ha hecho suyos algunos de los objetivos estrella de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el campo de la sostenibilidad, la salud, el bienestar, la producción o el consumo responsable.

El negocio de NeWind Foods se sustenta en la idea de lograr una “propuesta democrática e inclusiva” para colocar la proteína vegetal en el mercado. Sus productos que emulan al pollo o a la carne de vacuno son una propuesta atractiva para los colectivos veganos, vegetarianos o flexitarianos. Pero también para aquellos que no hayan adoptado esta estilo de vida pero sí que defiendan un consumo de alimentos responsable.

El sabor de sus productos es el resultado de dos años de trabajo del departamento de I+D+i, que ha conseguido emular completamente todas las características de la carne y acercarlas hacia el público general.

NeWind Foods lleva la sostenibilidad a todo el desarrollo de su producto

Más allá del debate abierto sobre el consumo responsable de alimentos en todo el mundo, NeWind Foods ha apostado por llevar la sostenibilidad a toda su fase de producción. Por eso utilizan fuentes de energía renovables 100% en sus instalaciones, hacen una gestión circular de los residuos o usan envases fabricados a partir de caña de azúcar y embalajes reciclados para sacar de la ecuación al plástico.

Entre sus estrategias, la compañía ya estudia vender productos a granel en dos supermercados de la Comunidad de Madrid y de Canarias, lo que le permitiría eliminar buena parte de los residuos que se genera en el empaquetado de los productos.

Desde la nueva compañía burgalesa consideran que estos elementos juegan un papel clave para provocar un “efecto dominó” en la sociedad, que permita hacer más sostenible el consumo de recursos vegetales y animales, a la par que mejorar la salud, el bienestar humano y el medioambiente.

Avatar